89-78. La belga Meesseman y Donne dan a las Mystics su primer título de liga

Washington, 11 oct (EFE).- La capital de Estados Unidos ya tiene a un equipo profesional campeón después que el Washington Mystics lograse en la noche de este jueves el título de la liga profesional de baloncesto femenino WNBA al vencer por 89-78 al Connecticut Sun en el decisivo partido de la serie que jugaron al mejor de cinco.

La gran figura del partido fue la pívot internacional belga Emma Meesseman, de 26 años, que salió como reserva y aportó 22 puntos con tres rebotes, tres asistencias, dos recuperaciones de balón y dos tapones.

La gran labor de Meesseman, en los 27 minutos que estuvo en la pista, le permitió anotar 9 de 13 tiros de campo, incluidos un triple de dos intentos, y 3 de 5 desde la línea de personal.

Junto a Meesseman, que fue elegida la Jugadora Más Valiosa (MVP) de las Finales, la veterana alero titular Elena Delle Donne, de 30 años, también brilló como segunda máxima encestadora al conseguir 21 puntos y dominar en el juego interior con nueve rebotes, incluidos ocho defensivos, además de repartir dos asistencias.

Ambas jugadoras fueron imparables en las acciones ofensivas con sus penetraciones y tiros a canastas, pero el estilo agresivo de Meesseman fue el que al final hizo la diferencia en una serie que acabó llena de emoción, suspense e intensidad.

El partido se decidió a favor del Mystics cuando a falta de menos de tres minutos Delle Donne anotó cuatro puntos de la racha de 8-0 que el equipo de Washington consiguió para romper el empate en el marcador y ponerse con la ventaja parcial de 80-72, que sería la buena el resto del camino.

La internacional belga, que el año pasado se perdió las primeras Finales que disputaba el equipo de Washington, al estar con la selección nacional de su país, dijo que se sentía completamente reivindicada por haber podido estar con toda su 'familia' y conseguir el título de liga.

Junto a Meeseman y Delle Donne, la base Kristi Toliver y la escolta Natasha Cloud también destacaron en el ataque de las nuevas campeonas de la WNBA al anotar 18 puntos cada una y combinarse también con nueve rebotes y siete asistencias.

Otro de los grandes triunfadores de la noche fue el veterano entrenador Mike Thibault, quien consiguió su primer título de liga como máximo responsable técnico de las Mystics, a las que ya dirigió también la pasada temporada cuando lo perdieron.

Pero esta vez la historia fue diferente, aunque logró el triunfo a costa de su exequipo, al que en las temporadas del 2004 y 2005 lo llevó también a disputar las Finales de la WNBA, que perdió en ambas oportunidades.

La alero Jonquel Jones con 25 puntos fue la líder del Sun, mientras que su compañera Alyssa Thomas acabó como la mejor en el juego interior al aportar un doble-doble de 21 puntos y 12 rebotes, que al final no pudieron evitar la derrota del equipo de Connecticut, que sigue sin conocer la victoria en las tres Finales de la WNBA que han disputado.

El entrenador del Sun, Curt Miller, reconoció que el mayor poder físico y juego defensivo de las Mystics fue lo que marcó la diferencia a su favor en los momentos decisivos.

Por séptima vez en la historia de las Finales de la WNBA, que este año disputaron la vigésima tercera edición, la serie llegó al quinto y decisivo partido. El equipo con la ventaja de campo ganó en cinco oportunidades y el visitante se llevó el triunfo en otras dos. EFE

20191011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas