ACS se acerca a Atlantia para comprar Autostrade valorada en 10.000 millones

Madrid, 8 abr (EFE).- La española ACS ha remitido una carta a su socio italiano Atlantia en la que manifiesta su interés por hacerse con los activos de ASPI (Autostrade per l'Italia) -la red de autopistas más grande del país- y que valoraría la compañía en 10.000 millones de euros, según han señalado a EFE fuentes conocedoras del proceso.

Además, cabe destacar que el banco de inversión italiano Cassa Depositi e Prestiti (CDP), junto a Blackstone y Macquarie, se han interesado en el proceso de venta con una oferta que rondaría los 9.000 millones.

En un principio, el consejo de Atlantia se reúne hoy para analizar la oferta de CDP y de los fondos por Autostrade aunque no se descarta que también se estudie la manifestación de interés trasladada por ACS, según han señalado las mismas fuentes.

De hecho, Atlantia ya señaló a mediados de febrero que la oferta del estado italiano para comprar su filial estaba por debajo de sus expectativas y lejos de los al menos 11.000 millones que estimaban los accionistas que vale.

Esta misma semana, el presidente y primer accionista de ACS, Florentino Pérez, ya avanzó sus planes para sentarse con Atlantia y con Abertis a fin de estudiar esta operación, siempre 'de acuerdo con los deseos del Gobierno italiano'.

'Vamos a estudiar ASPI con toda la ilusión y ojalá pudiéramos hacer un gran grupo de concesiones de autopistas', aseguró en una conferencia con analistas e inversores.

De hecho, ACS ha estado siguiendo el proceso de venta durante los últimos meses y entiende que es un activo que se adapta a su estrategia a largo plazo, todo ello aprovechando su participación en la compañía de concesiones Abertis.

Cabe destacar que tras venderle a Vinci la gran parte de su negocio industrial, ACS ya ha trasladado que la mayor parte de los fondos que reciba de los casi 5.000 millones que cobrará en metálico se destinarán a concesiones de autopistas y otra parte a energías renovables de la mano de la sociedad conjunta que constituirá para ello con la compañía francesa.

Después de la tragedia por el derrumbe del puente en Génova en el que fallecieron 43 personas, el Ejecutivo de Giuseppe Conte, que acababa de tomar posesión por entonces, amenazó a la compañía con la retirada de las concesiones de las autovías italianas y Atlantia, controlada por la familia Benetton, aceptó reducir progresivamente su participación en Autostrade. EFE

20210408 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas