Al menos 8 muertos por fuego de morteros en ciudad turca por bombardeo sirio

Akçakale (Frontera turco-siria), 11 oct (EFE).- Al menos ocho civiles han muerto este viernes y otros 35 han resultado heridos en la ciudad turca fronteriza de Nísibis (Nusaybin, en turco) por varios proyectiles disparados desde el noreste de Siria, informó la agencia oficial turca Anadolu.

Los proyectiles fueron lanzados desde la zona siria donde el Ejercito turco inició el miércoles una ofensiva aérea y terrestre contra las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que Ankara considera una organización terrorista, según un comunicado de la gobernación de la provincia de Mardin.

Este ataque kurdosirio, el que más víctimas ha causado desde el inicio de la incursión del Ejército turco el pasado miércoles, eleva a 17 el número total de víctimas civiles mortales -y cerca de un centenar de heridas- registradas en Turquía en las tres primeras jornadas de combate.

La gobernación de la provincia comunicó que los 35 heridos fueron trasladados a diversos hospitales de la región.

Los proyectiles impactaron en varias viviendas, así como en un centro comercial y un bufete notarial.

En la misma ciudad, dos periodistas resultaron heridos horas antes al impactar un proyectil de mortero en la terraza del edificio donde trabajaban.

Otros dos civiles murieron hoy en la ciudad de Suruç por el impacto de otro obus lanzado desde el lado sirio.

Mientras, en el lado sirio el Ejército turco continúa atacando con bombardeos y fuego de artillería varios puntos del noreste del país vecino.

Con su incursión militar por tierra y aire en Siria, Ankara busca hacerse con el control de una franja de unos 30 kilómetros de ancho de territorio del país vecino adyacente a su frontera.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, expresó hoy la fuerte determinación de su Gobierno de proseguir con la operación militar a pesar de las múltiples críticas internacionales.

Su objetivo es expulsar de la citada franja a las YPG, a las que considera terroristas por su vinculación con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía.

'Hemos recibido amenazas de aquí y de allí. No vamos a dar marcha atrás, haremos nuestro trabajo. Continuaremos esta batalla hasta que (las YPG) se vayan al sur del área de 32 kilómetros que mencionó (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump, dijo Erdogan. EFE

20191011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas