Alemania incluye a Viena, Budapest y parte de Holanda como regiones de riesgo

Berlín, 16 sep (EFE).- Las autoridades alemanas han incluido a Austria, Hungría y parte de Holanda entre las regiones de riesgo por la expansión de la COVID-19 a las que se recomienda evitar viajes no esenciales, categoría en las que estaban ya España, regiones de Francia, Bélgica, Croacia, Rumanía, la República Checa y Bulgaria.

La última actualización del Robert Koch Institut (RKI), competente en la materia en Alemania, incorpora a la capital austríaca, el sur y el norte de Holanda, así como a Budapest en esta calificación.

A su inclusión en la lista del RKI siguió la correspondiente recomendación del Ministerio de Asuntos Exteriores de evitar viajes turísticos o no esenciales a estos lugares, advertencia hasta ahora de carácter general para todas las regiones dichas de riesgo -más de 160 en todo el mundo-.

Hasta el 30 de septiembre seguirá en vigor la recomendación general que desaconseja viajar al extranjero y a partir de esa fecha habrá recomendaciones de viaje y de seguridad diferenciados para países específicos.

España es uno de los países para los que ya está vigente una advertencia de viaje, porque desde principios de septiembre está clasificado como zona de riesgo el conjunto del país.

La norma básica adoptada para incluir un país o región en la lista es que se haya registrado la cifra de nuevos contagios en los últimos siete días de más de 50 casos por cada 100.000 habitantes.

Las normas actuales en Alemania, también en vigor hasta el 30 de septiembre, indican que, en el caso de entrada desde una zona de riesgo, se deberá o bien presentar una prueba negativa reciente de COVID-19 o bien dirigirse a su domicilio -u otro lugar de destino- inmediatamente después de la llegada al país.

Los viajeros procedentes de zonas de riesgo pueden someterse al test antes de partir hacia Alemania, al llegar al país de manera gratuita o en las 72 horas siguientes, según las normas vigentes hasta el 30 de septiembre.

Hasta disponer del resultado de la prueba debe cumplirse la cuarentena y, si el test es positivo, será necesario respetar una cuarentena de dos semanas.

A partir de octubre se suprimirán las pruebas gratuitas al llegar al país. En lugar de eso, el viajero deberá guardar cinco días de cuarentena al entrar en Alemania; al quinto día se realizará el test y, de ser negativo, habrá terminado su cuarentena. EFE

20200916 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas