Amnistía denuncia las deficiencias de Túnez en derechos y libertades

Túnez, 13 ene (EFE).- Amnistía Internacional (AI) advirtió hoy que, diez años después de la caída de la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Ali, aún queda un largo camino por recorrer en Túnez en lo que respecta a la rendición de cuentas, la acción del la fuerzas de Seguridad y el respeto a los derechos humanos, individuales y colectivos.

Ben Ali huyó a Arabia Saudí el 14 de enero de 2011 entre gritos de miles de tunecinos que exigían derechos, igualdad y justicia social tras una revolución que traspasó las fronteras y desencadenó las ahora marchitadas 'primaveras árabes'.

'Diez años después de la Revolución de Túnez, que desató una ola de levantamientos en Oriente Medio y el Magreb, las víctimas siguen luchando por obtener justicia y reparación por las graves violaciones de derechos humanos cometidas durante la revolución, entre el 17 de diciembre de 2010 y el 14 de enero de 2011', afirmó AI en un comunicado

'Los sucesivos gobiernos tunecinos no han dado prioridad a la rendición de cuentas tras las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad. La impunidad por los actos de tortura y otros malos tratos, o el uso excesivo de la fuerza del pasado, han contribuido a un ciclo interminable de violaciones', agregó.

OBSTÁCULOS A LA JUSTICIA TRANSICIONAL

AI recuerda en la nota que, 'desde mayo de 2018, se iniciaron al menos diez juicios relacionados con la represión violenta de la revolución ante las Salas Penales Especializadas creadas por la Ley de Justicia Transicional para abordar delitos del pasado, pero no se ha dictado sentencia'.

“Estos juicios pueden ser la última oportunidad para lograr la rendición de cuentas por los crímenes cometidos y hacer justicia a las víctimas y sus familias. Sin embargo, se han visto socavadas en gran medida por la persistente obstrucción en el ámbito de la seguridad. Sus agentes han ignorado las citaciones y órdenes judiciales, incitados por los sindicatos, que han pedido un boicot de los procedimientos ”, dijo Amna Guellali, directora regional adjunta de AI para Oriente Medio y África del Norte.

'Funcionarios anteriores o actuales del Ministerio del Interior acusados ??de homicidios arbitrarios de manifestantes y otras violaciones de derechos humanos cometidas durante la revolución desafían al sistema judicial por no comparecer ante las audiencias judiciales una y otra vez, lo que ilustra la sensación de impunidad de la que siguen disfrutando en Túnez en la actualidad'.

MÁS APOYO INSTITUCIONAL

En este contexto, la organización pide a las autoridades tunecinas que 'apoyen el proceso llevando a los presuntos responsables ante la justicia y ofrezcan garantías para el enjuiciamiento diligente de los acusados ??de los homicidios y otras violaciones graves contra manifestantes pacíficos'.

'Durante la revolución de Túnez, las fuerzas de seguridad mataron a 132 manifestantes e hirieron a 4.000, según la Comisión Nacional para investigar abusos y violaciones durante la revolución', añadió AI tras lamentar que el proceso iniciado con la creación de la llamada Comisión de la Verdad y la Dignidad (IVD) no haya culminado aún ni se haya dictado sola sentencia.

'Túnez tiene la obligación, en virtud del derecho internacional, de garantizar el derecho a un recurso efectivo para las víctimas de violaciones a los derechos humanos. Esto incluye el derecho a la verdad, a revelar los hechos; justicia para investigar violaciones pasadas, y enjuiciando a los presuntos perpetradores, así como y la reparación plena y efectiva a las víctimas y sus familiares en sus cinco formas: restitución, indemnización, rehabilitación, satisfacción y garantías de no repetición', concluyó. EFE

20210113 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas