Artistas con añoranza del público levantan el telón desde sus casas en Miami

Alberto Domingo Carreiro y Jorge I. Pérez

Miami, 25 mar (EFE).- Añorantes del público en un mundo sin teatros ni salas de conciertos por el coronavirus, artistas hispanos como la cantante de boleros cubana Gema Corredera y el director teatral argentino Kevin Cass levantan cada día el telón desde sus casas de Miami.

Desde un piso alto y con Miami de fondo, Corredera, una de las más conocidas intérpretes de boleros de Iberoamérica, canta en directo durante toda esta semana a través de Facebook Live a partir de las 14.00 hora local (18.00 GMT).

Cuatro horas más tarde, a las 20.000 hora local (00.00 GMT), Cass reúne cada día a dos artistas que realizan microteatro en menos de 15 minutos a través de Insta Live, la plataforma de directos de Instagram.

ARTE ALTRUISTA

'Yo apuesto porque la inmensa mayoría de los artistas que hacen algo en redes sociales lo hagan de manera altruista', dice Corredera en una entrevista con Efe.

La cantante abrió el pasado lunes 'de todo corazón' esta serie de miniconciertos gratuitos, que el primer día tuvieron un público de '500 y pico de personas'.

'El video se repitió más de 1.000 veces', dice con satisfacción.

Graduada de guitarra clásica en La Habana, Corredera ha creado un escenario en su casa con la ayuda de la productora, asistente de cámara y editora Jeanne Habib.

La cantante se identifica como 'una artista de la diáspora' que tiene en su corazón a España, en donde tiene su residencia principal y donde ha hecho buena parte de su carrera.

'Me dan ganas de llorar, siento mucho por España', afirma en referencia al fuerte impacto del coronavirus en el país europeo.

TEATRO EN LUGAR DE 'MEMES'

'Teatro en cuarentena', la iniciativa de Kevin Cass, surgió tras hablar con una amiga y comediante, la argentina Connie Ballarini, que realiza en su país 24 horas seguidas de monólogos de diferentes artistas con media hora entre uno y otro.

'Cuando nos quedamos sin teatro, empecé a darle vueltas sobre esta idea y se me ocurrió hacer teatro en cuarentena, que no es otra cosa que obras cortas leídas por actores', explicó Cass, quien como otros muchos artistas ha decidido aislarse voluntariamente para reducir la posibilidad de contagiarse de coronavirus.

Inicialmente pensó en artistas de Miami, pero el proyecto adquirió una visión más universal gracias a la tecnología.

'Al tener la facilidad de hacerlo a través de las redes sociales, llamé a amigos de España, Argentina, Venezuela, México y Uruguay y empezamos a sumar más y más. Ahora se me ha ido un poco de las manos, porque se han empezado a sumar actores de gran talla', bromea Cass.

UN REPERTORIO VARIADO

Corredera, que se hizo conocida por el dúo que formó en la década de los 90 junto al trovador Pavel Urquiza. elige cuidadosamente el repertorio que interpreta en cada mini concierto.

El martes interpretó un tema de la compositora cubana Marta Valdés, que ha sido para ella 'una madre musical', también incluyó 'Un bolero que te salve la vida', de Descemer Bueno, uno de sus 'compositores favoritos' y cerró con un clásicol: 'Dos gardenias', de Isolina Carrillo.

Además de conciertos, desde su casa imparte clases de canto 'on line'.

'Tenía conciertos, viajes, y todo se ha pospuesto por el coronavirus, pero la vida me ha dado esta oportunidad. Ahora estoy leyendo, estudiando guitarra, cantando más y preparando espectáculos', agrega sobre sus días de aislamiento voluntario.

A su juicio, la pandemia 'no es una parada, sino un paréntesis que nos ha puesto la vida para reflexionar y estar con nuestros familiares y animales'.

TEATRO FRENTE A UNA CÁMARA

Cass, que solamente sale a la calle para pasear a su perro Barón y hacer la compra, se enfrenta a un trabajo 'arduo y laborioso' por la dificultad que supone para muchos profesionales 'realizar teatro frente a una cámara'.

Este martes, la colombiana Stefany Gómez y el puertorriqueño Joel Rod declamaron su obra de microteatro 'El Cuartico', una comedia en la que una turista que se apellida Escobar es interrogada por un agente de inmigración y es encerrada en un cuarto durante horas, viviendo situaciones irreverentes y surrealistas.

Gómez, que cuenta con más de 24.000 seguidores en Instagram, explicó tras la representación que esta primera lectura de la obra es lo que se hace cuando se comienza a estudiar un texto en teatro, juntando a los actores que actúan sin movimiento y sin escenografía.

'Mi cuarentena está ocupada en esto. Todo el mundo está mandando memes y yo estoy leyendo teatro, es maravilloso. Estoy en contacto con actores y con el propio público, y eso es muy lindo', indicó a Efe.

Cass usa textos propios para los directos y ahora busca otros géneros literarios como la poesía o el cuento, decidido a que 'Teatro en cuarentena' llegue hasta el final de la crisis. EFe

20200325 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas