Asociación de DDHH celebra liberación de nicaragüense exiliado en Panamá

San José, 25 mar. (EFE).- La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh) celebró este miércoles la liberación del exiliado nicaragüense José Issac Duarte, quien se encontraba recluido en un centro para migrantes en Panamá desde mediados del año pasado.

El secretario ejecutivo de la Anpdh, Álvaro Leiva, quien está exiliado en Costa Rica, emitió un pronunciamiento en el que agradeció al Gobierno de Panamá y directamente al presidente Laurentino Cortizo, el gesto humanitario que significa la liberación de Duarte.

'El día de hoy con mucha alegría recibimos la noticia de que la presidencia de la República encabezada por el presidente Laurentino Cortizo había orientado gestiones para ponerlo en libertad por decisión humanitaria. Este es un gesto de mucho humanismo y agradecerle al presidente Cortizo y a todas las autoridades panameñas', declaró Leiva.

Leiva detalló que Duarte estaba recluido en un centro para migrantes en Panamá y enfrentaba un proceso de deportación a Nicaragua, país en donde, asegura, corre peligro su vida en caso de regresar.

Según Leiva, el nicaragüense fue liberado como un gesto humanitario frente a la pandemia mundial del coronavirus COVID-19 y una vez que se normalice la cuarentena decretada en Panamá, comenzará el proceso para obtener refugio.

Duarte forma parte de los miles de nicaragüenses que salieron de su país a partir de abril de 2018 cuando comenzaron protestas sociales en contra del Gobierno de Daniel Ortega, las cuales fueron reprimidas con violencia.

Miles de nicaragüenses opositores al Gobierno de Ortega, periodistas, defensores de derechos humanos, entre otros, están en el exilio temen y temen por su vida y su integridad física si regresan a su país.

Leiva afirmó que la Anpdh realizaba gestiones desde agosto pasado para la liberación de Duarte y que las seguirá llevando a cabo para que obtenga el estatus de refugiado en Panamá.

'Estaremos haciendo las gestiones para poder lograr un final feliz como se lo merecen todos los nicaragüenses que han salido dolorosamente al exilio producto de la profunda crisis de violación de derechos humanos que existe en Nicaragua hasta estos días', expresó Leiva.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales como la Anpdh elevan la cifra a más de 600.

El Gobierno de Ortega solo reconoce 200 muertos y denuncia un intento de 'golpe de Estado'. EFE

20200325 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas