Bangladesh traslada a una isla a 2.200 rohinyás, elevando el total a 12.400

Dacca, 3 mar (EFE).- Las autoridades de Bangladesh trasladaron este miércoles a unos 2.200 refugiados rohinyás a una isla remota en la bahía de Bengala, que se unirán a unos 10.200 miembros de esta perseguida minoría que ya se encontraban en la isla como parte de un criticado plan para descongestionar sus masificados campamentos.

'Estamos reubicando a más de 2.200 refugiados a (la isla de) Bhasan Char. Viajan en dos lotes. Mañana transferiremos a otro grupo', informó a Efe el portavoz de Ayuda a los Refugiados y Repatriación de Bangladesh, Shah Rezwan Hayat.

El portavoz agregó que el número de refugiados que se trasladarán mañana podría variar, ya que los rohinyás a menudo toman la decisión de viajar a última hora.

'Tratamos de trasladar a todos los que estén dispuestos a ir. A veces tenemos que dejar a algunos rohinyás debido a las opiniones divididas en su familia o porque toman su decisión demasiado tarde, pero los que se van están totalmente informados y dan su consentimiento', explicó.

El comisionado adjunto de Ayuda y Repatriación de Refugiados, Mohammad Shamsuddoha, precisó a Efe que un total de 2.260 refugiados rohinyás viajaron a la ciudad sureña de Chittagong desde Cox's Bazar, donde se encuentran los campamentos de desplazados en el sureste del país asiático.

'Los estamos llevando a todos a menos que alguno cambie de opinión en último momento', apuntó el comisionado tras subrayar que, hasta el momento, se han transferido un total de 10.200 refugiados rohinyás en las primeras cuatro fases de este controvertido plan.

Las autoridades de Bangladesh comenzaron a trasladar a los refugiados el pasado mes de diciembre, desafiando a los grupos de derechos humanos internacionales que expresaron su preocupación por las condiciones en la isla previamente deshabitada, propensa a inundaciones monzónicas y ciclones.

Los funcionarios han defendido, sin embargo, que esta medida es crucial para la descongestión de los campamentos superpoblados en Cox's Bazar.

Unos 738.000 rohinyás llegaron a Bangladesh tras el estallido en agosto de 2017 de una campaña de persecución y violencia por parte del ejército de la vecina Birmania, que la ONU calificó de ejemplo de limpieza étnica y un posible genocidio, crímenes de lesa humanidad que investigan los tribunales internacionales.

Ambos países han intentado en dos ocasiones desbloquear la repatriación de los miembros de esta minoría, mayormente musulmana, pero estas iniciativas han fracasado debido a que se niegan a regresar hasta que Birmania les garantice la ciudadanía y la seguridad en su tierra natal.

El golpe de Estado militar en Birmania el pasado 1 de febrero ha sembrado nuevas dudas sobre el posible retorno en un futuro próximo a sus hogares en la región birmana de Rakáin. EFE

20210303 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas