Barnier afirma que el protocolo irlandés del pacto del Brexit no se renegocia

Bruselas, 23 feb (EFE).- El que fuera negociador de la Unión Europea (UE) para el Brexit, Michel Barnier, subrayó este martes que no se renegociará el protocolo irlandés incluido en el acuerdo sobre la retirada del Reino Unido para evitar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

'Sobre el protocolo irlandés, hay que evitar los errores. Hace falta ser muy responsable, estar muy tranquilo y, en su momento, implementar técnicamente este protocolo, que no será renegociado', declaró el político durante una intervención ante el Parlamento federal belga.

En las últimas semanas, desde el Reino Unido han llegado presiones para revisar ese protocolo, sobre todo después del intento de la Comisión Europea de imponer controles fronterizos a la exportación de vacunas en Irlanda del Norte, que luego rectificó.

La propia ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, y otros miembros del probritánico Partido Democrático Unionista (DUP) han puesto en marcha un proceso legal contra el protocolo.

Pese a rechazar la renegociación de esa parte del acuerdo, Barnier admitió que se han cometido 'ciertos errores' que fueron 'afortunadamente corregidos muy rápido', en referencia al traspiés de Bruselas sobre las vacunas.

Con el protocolo irlandés, la provincia británica de Irlanda del Norte permanece en el mercado único y en la unión aduanera de la UE para evitar una frontera física en la isla.

Así, los controles aduaneros comunitarios se producen en puertos como el de Belfast y Larne, cuando las mercancías pasan de Gran Bretaña a Irlanda, y no cuando llegan de Irlanda del Norte a la República de Irlanda.

Barnier insistió en que los problemas en la frontera irlandesa los crea el propio Brexit, una situación que --recordó-- la Unión Europea 'no ha querido'.

LA PAZ EN LA ISLA IRLANDESA ES 'FRÁGIL, MÁS DE LO QUE CREEMOS'

En ese sentido, precisó que la paz en la isla irlandesa es 'frágil, más de lo que creemos', y añadió que los Acuerdos de Viernes Santo (1998) no permiten una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Asimismo, recalcó que la salida británica del club comunitario ha sido una decisión 'negativa' en la que las dos partes han perdido y mencionó que 'nadie' ha logrado demostrar el 'valor añadido' de la marcha.

De todas formas, admitió que el Brexit ha sido un 'fracaso' de la UE y llamó a extraer las lecciones del hecho.

Por otro lado, destacó que el acuerdo sobre la relación comercial con Londres se cerró el pasado diciembre tras solo nueve meses de conversaciones, mientras que para concluir tratados comerciales con otros países hicieron falta más de cuatro años de diálogo.

Ese pacto con el Reino Unido incluye medidas compensatorias y mecanismos para tomar represalias si una de las partes considera que la otra no respeta las garantías para asegurar una competencia justa entre Londres y Bruselas.

Sin embargo, Barnier confió en que sean 'suficientemente precavidos y disuasorios como para que no los utilicemos, o al menos, no demasiado'.

También constató que la pesca fue un campo 'difícil' de la negociación porque la UE buscaba acceder a las aguas británicas, en las que los pescadores de los Veintisiete pescan 'mucho', pero consideró que el acuerdo final es 'razonable'. EFE

jug/cat/fp

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)

20210223 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas