Bloque opositor lanza red ciudadana para organizar a disidentes en Nicaragua

Managua, 23 feb (EFE).- La opositora Alianza Ciudadana nicaragüense lanzó este martes una iniciativa denominada 'red ciudadana' con la que busca organizar a la disidencia de cara a las elecciones generales de noviembre próximo, en las que espera evitar que el presidente Daniel Ortega sea reelegido una vez más.

La 'red ciudadana', que busca aglutinar a nicaragüenses para trabajar de forma voluntaria según sus capacidades, está concebida para defender el voto en las elecciones del 7 de noviembre próximo, explicaron los miembros de la Alianza Ciudadana, compuesta por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL).

La misma será 'una estructura funcional y participativa, para que ese aporte pueda ser aprovechado de manera óptima', dijo la presidenta del partido CxL, Kitty Monterrey, en un video de lanzamiento compartido con periodistas.

Monterrey, quien desconoce a grupos opositores ajenos a CxL, reclamó la 'unidad de los ciudadanos', y dijo estar interesada en elecciones libres.

Por su parte, el director ejecutivo de la Alianza Cívica, José Dávila, recordó que 'el poder lo tienen los ciudadanos', y que la red lanzada este martes se presenta 'como una gran puerta de participación para todos'.

Dávila, quien se refirió a Ortega como 'dictador', aprovechó para reclamar al Gobierno de Nicaragua el restablecimiento de los derechos constitucionales, y que 'de una vez por todas haga las reformas electorales' exigidas por diversos sectores para unos comicios 'transparentes'.

La Alianza Ciudadana lanzó la 'red ciudadana' horas después de que la Comisión de Buena Voluntad, compuesta por nicaragüenses ilustres con el objetivo de unificar a las fuerzas opositoras para enfrentar a Ortega, advirtió que dicha organización es la única que no ha respondido al llamado de unidad.

Hasta ahora las distintas agrupaciones opositoras han coincidido en que la unidad es el antídoto a un posible 'fraude electoral' de los sandinistas, tal como ocurrió en 1990 cuando una variopinta organizaciones venció a Ortega en las urnas.

Las elecciones presidenciales de noviembre serán cruciales, porque definirán si Ortega extiende o no un dominio casi total de la política nicaragüense que mantiene desde 1979. EFE

20210223 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas