Bolivia, capital La Paz, y otros errores comunes en un país en elecciones

Luis Ángel Reglero

La Paz, 17 oct (EFE).- Bolivia, que celebra este domingo elecciones generales, es uno de los países más interesantes de Sudamérica y, probablemente, el gran desconocido.

Para los profanos, Bolivia es un país andino con capital en La Paz, Evo Morales fue el primer presidente indígena y las mujeres, mayoritariamente indígenas, visten de forma tradicional con pollera, aguayo y sombreros de chola paceña.

Pues no exactamente, porque Bolivia tiene más de amazónica que de andina, la capital es Sucre, Evo Morales fue el primer presidente indígena salido de las urnas, antes hubo otro, y esa imagen de las mujeres solo corresponde a parte del país.

Lo que no se suele decir es que tiene un Cristo más grande que el de Río de Janeiro, que está orgulloso de su Armada, aunque sea de agua dulce o que el poderoso dólar americano tiene a sus ancestros en Potosí.

PAÍS AMAZÓNICO

Cualquiera que se fije en un mapa de Bolivia verá que tiene mucho más verde de la Amazonía y los valles que marrón de los Andes, aunque suele aparecer como el país andino, nunca amazónico.

Bolivia es mucho más que el altiplano con sus llamas y las cumbres nevadas como el Illimani que domina La Paz, es también pantanal, sabana y selva con jaguares y delfines de río.

Qué por cierto, aunque en La Paz estén las sedes del Gobierno y el Parlamento de Bolivia, no es la capital, por mucho que confundan algunos.

La capital es Sucre, lo dice la Constitución boliviana, pues fue donde se gestó no solo la independencia de Bolivia, sino el considerado como primer grito libertario en América contra la colonia española.

Si alguien destacó entre otras cruzadas por desterrar precisamente el pasado colonial fue Evo Morales, de origen aimara, el primer presidente indígena de Bolivia pero con el matiz: salido de las urnas.

Antes hubo otro también de origen indígena, Andrés de Santa Cruz y Calahumana, que gobernó entre 1829 y 1839, hijo de una indígena con linaje incaico, con la diferencia respecto a Evo de que él no fue elegido democráticamente, sino por el Congreso boliviano de entonces.

Unas señoras con sombrero de bombín, vistosas chaquetillas, típica falda de pollera con muchas capas y botines, las cholitas aimaras, son un ejemplo del orgullo del pueblo boliviano por sus orígenes.

Pero no las busques para la foto de recuerdo en Trinidad o Santa Cruz, solo las verás en la zona andina y aimara, en la quechua encontrarás un colorido también típico pero distinto y así a lo largo de una nación que reconoce a 36 pueblos originarios.

UNA ARMADA QUE NO SURCA LOS MARES

Bolivia perdió su salida al Pacífico en una guerra con Chile en 1979, pero mantiene su Armada, que surca lagos como el Titicaca y grandes ríos amazónicos, pero lleva más de un siglo lejos de los océanos.

El Titicaca, por cierto, es lago navegable más alto del mundo, a nada menos que 3.812 metros, eso sí, en este caso una curiosidad boliviana compartida con su vecino Perú.

Y hablando de altura, El Alto, su nombre lo dice, y Potosí aparecen entre las ciudades más altas del mundo, con altitudes medias de 4.150 y 4.070 metros sobre el nivel del mar, respectivamente, pero China y Perú tienen urbes por encima de los 5.000.

Aunque pocos aeropuertos en el mundo están tan altos como El Alto, quitando algunos como el chino de Daocheng Yideng a 4.411 metros.

Siguiendo el hilo, ya que mentamos Potosí, no olvidemos que tuvo la mayor mina de planta del mundo en toda la historia, en el Cerro Rico que domina su paisaje, fue una de las ciudades más ricas y grandes del mundo, con más de 160.000 almas en el siglo XVII, y con una moneda que es considerada la primera en la historia de uso mundial.

No solo eso, al real de a ocho se le recuerda como el padre del dólar estadounidense y el símbolo $ se cree que viene de las columnas de Hércules que llevaba aquella moneda de uso común en el mundo de entonces.

Y sí, aunque el Cristo Redentor de Río de Janeiro es famoso en todo el mundo, Bolivia también tiene el suyo, el de Cochabamba, incluso más alto, unos 34 metros, que los 30 del de Brasil.

Además de que personajes terrenales como Ernesto 'Che' Guevara vivieron sus últimas horas en Bolivia, donde un gran busto con la icónica imagen de su rostro recuerda que allí acabó su lucha revolucionaria a manos del Ejército boliviano y la CIA estadounidense.

Un cartel recuerda también que en su último tiroteo murieron en Bolivia los famosos forajidos alias Butch Cassidy y Sundance Kid, inmortalizados en el cine por Paul Newman y Robert Redford.

Bolivia es mucho más que los Andes, La Paz y las llamas plasmadas en figuras y camisetas para recuerdo del turista. Son errores comunes sobre un país que decide su futuro este domingo. EFE

20201017 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas