Cardoso critica 'falta' de coordinación latinoamericana en elecciones del BID

Buenos Aires, 16 sep (EFE).- El expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) criticó este miércoles la falta de coordinación de los países latinoamericanos en la elección a presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un cargo que ocupará a partir del próximo 1 de octubre el estadounidense de origen cubano Mauricio Claver-Carone.

Según el exmandatario, esta elección, histórica al tratarse del primer líder del organismo que no procede de Latinoamérica, demuestra 'la falta de capacidad de acción conjunta' de la región y 'una pérdida real de posibilidad de actuación' en el mundo.

'Creo que en América Latina hubo una especie de pensamiento multilateral, un sentimiento de 'somos latinoamericanos'. No sé si existe hoy en día ese sentimiento (...). Los latinoamericanos no hemos sido capaces de coordinarnos entre nosotros (para la elección del presidente del BID), al contrario', destacó Cardoso en una charla virtual con motivo del 75 aniversario del periódico argentino Clarín.

'RETROCESO EN LAS ELECCIONES INTERAMERICANAS'

El expresidente brasileño también censuró la actitud a su juicio aislacionista que mantiene el actual mandatario de su país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, con respecto al resto de Estados latinoamericanos, un estilo de gobernanza que, de mantenerse en el tiempo, 'sería un error'.

'Brasil tiene mucha población, importancia económica y cultural. Creo que sería un error si Brasil pensara que es posible tener presencia en el mundo aislándose de su región (...). Brasil puede aspirar a tener un peso global, pero no imaginar que puede marchar solo por el mundo', aseveró Cardoso.

El exmandatario agregó que el Gobierno brasileño 'no está preocupado' por lo que pasa en el resto de países de la región, sino por sus relaciones comerciales con China y Estados Unidos, creando un sentimiento de 'poca responsabilidad hacia los demás'.

'Creo que él (Bolsonaro) no tiene capacidad de hablar y entenderse con los hispánicos (...) El Gobierno de Brasil tiene mucha más proximidad por el Gobierno de Estados Unidos que por otros países latinoamericanos. Yo hablaba casi con hermandad con los líderes de los países de acá, eso parece que se perdió', aseguró.

Buena prueba de este enfoque es la mala sintonía existente entre Bolsonaro y el presidente argentino, el peronista Alberto Fernández, dos mandatarios que hasta el momento no se han reunido presencialmente, algo inédito en las relaciones bilaterales entre ambos países.

'(Esto es) algo muy extraño también. Yo tenía mucha relación personal con los presidentes de Argentina y nos veíamos con mucha frecuencia. Hay una especie de retroceso en las relaciones interamericanas', destacó.

UN FRENTE PARA VENCER ELECTORALMENTE A BOLSONARO

Cardoso reconoció durante la conferencia que, aunque no le gusta el 'estilo' de gobierno de Bolsonaro, el actual presidente brasileño tiene 'apoyos todavía', tanto en las clases productivas como en las populares, por lo cual 'no tiene razón para renunciar'.

En ese sentido, la única posibilidad de vencer a Bolsonaro en las próximas elecciones es crear un frente común de todas las fuerzas opositoras, una circunstancia que, agregó Cardoso, 'no es fácil por los intereses partidistas'.

'Hay que hacer una unión, pero precisamos más que eso. Precisamos un liderazgo que alumbre el camino de cara al futuro. Mi posición personal (es la) de apoyar la coordinación y algún líder con visión de futuro, no se debe gobernar sin visión de lo que va a pasar', argumentó el jefe del Estado brasileño entre 1995 y 2003.

Para ello será necesario 'cierta generosidad', un requisito que no cumpliría su sucesor en la jefatura del Estado, Lula da Silva (2003-2010), cuya visión excesivamente 'particularista' de la política complicaría la conformación de un frente opositor.

'Lula no creo que tenga posibilidades de volver, las cosas cambian en el mundo. Hay que tener fuerzas nuevas y agregar otra vez (...) No sé quién va a ser la persona capaz de contraponerse a Bolsonaro. Él tiene posibilidades y hay que cuidar el otro lado', manifestó.

En cualquier caso, la escasez de líderes no sólo afecta a Brasil, sino que es común en todo occidente, en un momento particularmente crítico por las sucesivas crisis de los últimos años.

'Necesitamos líderes nuevos que no necesariamente salgan de la política: pueden salir del periodismo, la ciencia, el fútbol... Pero que sean guías para que las personas los sigan. Creo que estamos ante un cambio de era y eso ha cambiado mucho (la forma) de hacer política', reflexionó Cardoso. EFE

20200916 https://www.diariolibre.com

+ Leídas