China protesta a Canadá por considerar tratamiento de uigures como genocidio

Pekín, 23 feb (EFE).- China ha presentado una protesta formal a Canadá por la aprobación por el Parlamento del país norteamericano de una moción no vinculante que considera un 'genocidio' el tratamiento de los uigures en la región occidental de Xinjiang, informó hoy el portavoz del Ministerio de Exteriores Wang Wenbin.

'Los hechos han demostrado que no ha habido ningún genocidio en Xinjiang. Eso es una mentira inventada por fuerzas anti-China, una ridícula farsa para difamar a China', dijo Wang en la rueda de prensa diaria de Exteriores.

El portavoz también condenó los llamamientos de algunos políticos canadienses a boicotear los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín de 2022 y afirmó que 'la descarada politización del deporte por parte de algunos políticos canadienses viola el espíritu de las olimpiadas y daña los intereses de los atletas'.

El Parlamento de Canadá aprobó ayer -con la ausencia del primer ministro, Justin Trudeau, y varios miembros de su Gobierno- una moción del Partido Conservador que considera que las acciones de China en la región de Xinjiang 'se corresponden con la definición de genocidio' de la Convención de Naciones Unidas sobre la cuestión.

El ministro de Exteriores canadiense, Marc Garneau, el único miembro del Ejecutivo presente en la Cámara, se abstuvo en la votación, que arrojó un resultado de 266 votos a favor y 72 abstenciones.

'China condena firmemente la politización de las Olimpiadas y rechaza las falsedades sobre Xinjiang', dijo hoy Wang y señaló que Pekín ha instado a Ottawa a poner fin a este tipo de actuaciones.

Las relaciones entre China y Canadá llevan más de dos años deteriorándose desde que el país norteamericano arrestó en diciembre de 2018 a la directora financiera del gigante tecnológico chino Huawei, Meng Wanzhou, hija del fundador de la compañía, a petición de Estados Unidos.

Poco después de ese arresto, China detuvo a dos canadienses que vivían en el país asiático, el diplomático Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor, a quienes acusa de espionaje y de robar secretos de Estado.

Desde entonces, Meng vive con su familia en una de las dos mansiones que posee en Vancouver, mientras que Kovrig y Spavor se encuentran en aislamiento en diferentes prisiones desde el momento de su arresto y solo reciben ocasionalmente la visita de representantes consulares canadienses.

El pasado septiembre, Canadá abandonó su plan de firmar un acuerdo de libre comercio con China, cuyas negociaciones habían comenzado en 2016, debido al mal momento de sus relaciones. EFE

20210223 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas