CIDH, sin competencia para demanda de Bukele contra Congreso y Corte Suprema

San Salvador, 21 may (EFE).- El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Joel Hernández, advirtió este jueves que el organismo no tiene competencia para conocer una demanda que el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció que presentará contra el Congreso y la Corte Suprema de su país.

'La comisión no tiene una competencia para resolver controversias entre dos o más órganos del Estado. De hecho, ningún organismo internacional o ningún tribunal internacional entraría a conocer de esas controversias', dijo el letrado en una foro virtual organizado por la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) de El Salvador.

Esto fue en respuesta a una pregunta sobre su postura sobre el anuncio del mandatario dado la noche del miércoles.

Hernández aclaró que 'la competencia de la Comisión es respecto de presuntas violaciones que algún agente del estado cometa en contra de las personas, violaciones a la Convención Americana de Derechos Humanos o alguno de los instrumentos interamericanos'.

'Estamos aquí en un caso muy evidente de controversias entre poderes de Estado que tienen que ser resueltos a través de los medios constitucionales establecidos en la Constitución de El Salvador', apuntó.

Dijo que celebra que 'en El Salvador exista este juego democrático' de control entre poderes estatales y destacó 'la función que está realizando la Sala de lo Constitucional' y de la Asamblea Legislativa 'ejerciendo su función'.

También señaló que 'el presidente Bukele está obligado, en primer lugar, a dar cumplimiento de los mandamientos de sus propios órganos, sea la Asamblea Legislativa o la Corte Constitucional'.

El anuncio de la demanda se produjo en medio de las constantes tensiones que tiene el Ejecutivo con el Congreso y la Corte Suprema, órganos a los que Bukele acusa de retirarle herramientas para frenar el avance del COVID-19.

'La demanda es para la CIDH por la violación al derecho a la salud y a la vida del pueblo salvadoreño al no permitirle al Gobierno las herramientas y tomar las medidas necesarias para prevenir el contagio y la expansión de la pandemia', dijo el mandatario en una conferencia de prensa la noche del miércoles.

El Congreso se negó la semana pasada a prorrogar la emergencia nacional aduciendo violaciones a derechos humanos por parte del Ejecutivo y, en cambio, aprobó una ley para reabrir la economía en los próximos 120 días y que Bukele prometió vetar.

Ante el vacío legal para mantener la cuarentena 'absoluta', Bukele decretó un estado de emergencia basado en una legislación que se lo permite cuando el Congreso no se puede reunir, pero se mantuvo en vigencia por menos de un día.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema suspendió sus efectos en un proceso de inconstitucionalidad en el que determinará si Bukele ejerció una facultad del Legislativo sin justificación.

El director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, lamentó en el mismo foro virtual la situación de El Salvador y tildó al mandatario salvadoreño de ser un 'líder populista que está constantemente desafiando al estado de derecho y las instituciones democráticas'.

'El pretender o argumentar por parte del Ejecutivo que es una especie de víctima y que por ello anuncia que va a acudir a un órgano internacional de tanta relevancia como la CIDH es un error porque es demagogia' sostuvo Vivanco.

El Salvador registra 1.640 casos confirmados de COVID-19, 33 fallecidos y 977 pacientes sospechosos de contagio, según el último recuento oficial. EFE

20200522 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas