Coalición internacional entrega segunda base militar a autoridades iraquíes

Bagdad, 26 mar (EFE).- La coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico (EI) y que lidera Estados Unidos entregó este jueves la base militar aérea Q-West, en el norte de Irak, a las autoridades iraquíes, el segundo traspaso que realiza de este tipo de instalación militar, informó la alianza en un comunicado.

La coalición (CJTF-OIR) anunció el traspaso de la base recordando que Q-West sirvió como 'punto de lanzamiento estratégico' para las fuerzas aéreas iraquíes y la alianza durante la batalla de Mosul contra el EI, que culminó con la liberación de la ciudad tras nueve meses de cruentos combates.

Ubicada en la localidad norteña de Al Qayyarah, cerca de Mosul, la base fue entregada 'gracias a los esfuerzos y éxitos de nuestros socios de las fuerzas de seguridad iraquíes' en la lucha contra el EI, apuntó en el comunicado el director de mantenimiento de la coalición, el general de brigada Vincent Barker.

Agregó que la alianza sigue operando en territorio iraquí 'por invitación del Gobierno de Irak'.

Asimismo, apuntó que los 800 soldados que forman parte de la dotación de Q-West, partirán una vez que todo el material militar sea transferido a otras ubicaciones en los próximos días.

La base áerea de Al Qayyarah fue ocupada en 2014 por el EI al igual que varias ciudades del norte de Irak como Mosul, que entonces se convirtió en capital de facto de los yihadistas y fue recuperada por las fuerzas de seguridad iraquíes durante la ofensiva contra los terroristas en 2016.

Por su parte, el portavoz de la coalición internacional, el coronel Myles B. Caggins III, dijo en su cuenta de Twitter que, en paralelo a la entrega de la base, 'cientos de tropas de entrenamiento están partiendo temporalmente por razones de seguridad frente al COVID-19'.

El pasado 17 de marzo, la alianza entregó la base militar de Al Qaim, en la provincia occidental de Al Anbar, fronteriza con Siria, como parte de un proceso en el que la coalición 'reubicará y consolidará personal y equipamiento en distintas bases iraquíes a lo largo de 2020', según informó.

La CJTF-OIR anunció que las autoridades iraquíes suspendieron todos los entrenamientos 'para evitar la potencial expansión del COVID-19' y, por este motivo, la coalición mandaría de vuelta 'a algunas de sus fuerzas de adiestramiento a sus países en los próximos días y semanas'.

La salida de las fuerzas de la alianza se produce en medio de un incremento de los ataques en las últimas semanas contra las bases con tropas de la coalición que comenzaron tras el asesinato el 3 de enero del poderoso comandante iraní Qasem Soleimani y el número dos de la agrupación armada iraquí Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes. EFE

20200326 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas