Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
General

Costa Rica defiende una economía verde como forma de limitar la emigración

Viena, 3 nov (EFE).- Los flujos migratorios, como el que se vive actualmente desde Haití y otros países hacia Estados Unidos y Canadá, pueden mitigarse con proyectos de adaptación al cambio climático y crecimiento verde, defendió este miércoles el ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Rodolfo Solano.

'Si podemos financiar la adaptación (al cambio climático), crear propuestas de crecimiento verde, con reforestaciones, donde las comunidades se apropien de su espacio y garantizando ingresos y condiciones de vida dignas, podremos minimizar la exposición a una migración que es sumamente peligrosa', aseguró el canciller en declaraciones a Efe en Viena.

Respecto a la 'sumamente seria' situación migratoria desde Haití, Solano afirmó que se requiere la coordinación de todos los países afectados, en un abordaje que mezcle la contención, la integración y la mejora de la economía y la gobernanza en el país caribeño.

El canciller calificó el movimiento de miles de haitiano, pero también asiáticos y africanos, a través de Centroamérica hacia Estados Unidos como una situación una 'crisis humanitaria'

La migración, apuntó Solano, ha llegado 'para quedarse' y debe ser atendida 'bajo criterios de responsabilidad compartida y regional', desde los países de origen, a los de tránsito y destino, entre los que destacó a Estados Unidos y Canadá.

Para afrontar esta crisis, el canciller expuso tres grandes ejes, empezando por la contención, en colaboración con las autoridades de Haití, para buscar acciones inmediatas para contener esa inmigración.

En ese sentido, propuso desarrollar proyectos de economía verde o infraestructuras, pero también apoyar a Haití para que tenga 'una gobernanza y una institucionalidad más robusta'.

El segundo elemento sería la responsabilidad de los países de tránsito migratorio para, en la medida de sus posibilidades, aplicar allí procesos de integración social y económica para estas personas.

Solano destacó que muchas personas del flujo migrante actual ya vivían y trabajaban en esos países pero que 'por situaciones particulares han iniciado ese periplo'.

El tercer eje será, según el ministro. el que llevará más tiempo: atacar las causas estructurales detrás de la migración, es decir, la gobernanza, las oportunidades de trabajo e incluso la financiación de medidas de adaptación al cambio climático.

'Si logramos articular esas tres acciones, podremos enfrentar un fenómeno que llegó para quedarse en América Latina y en el mundo, que es el de más migraciones', resumió el ministro costarricense. EFE

as-jk/pddp

(foto) (vídeo)

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.