Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
General

Crecen la violencia y los asesinatos en las comunidades árabes de Israel

Jerusalén, 27 jun (EFE).- Cuatro árabes israelíes han sido asesinados durante el fin de semana en dos incidentes separados en Israel, que han disparado de nuevo las alarmas sobre el aumento de la criminalidad en estas comunidades y los reclamos para que el Gobierno tome medidas.

Jamil Azberga, árabe residente en la ciudad mixta de Lod, fue asesinado esta madrugada después de varios asaltantes dispararan contra el camión que conducía. Su padre, Salaman Azberga, fue asesinado a tiros en la misma ciudad el pasado diciembre.

El sábado, Yousef Jerushi, su esposa Nawal y su hija Rayan fueron asesinados a tiros cerca de la ciudad de Eilabun en la región de Galilea, menos de un mes después de que la familia se hubiera mudado de Ramla a Deir Hanna, en el norte de Israel, por temor a verse salpicados por una disputa criminal de familiares lejanos, según la prensa israelí.

Además, el viernes, tres árabes resultaron heridos en un tiroteo en el pueblo de Kfar Kassem, cerca de Tel Aviv..

Desde principios de año, 48 árabes han sido asesinados en Israel en incidentes relacionados con el crimen y la violencia, según la organización Iniciativas Abraham, que representa a estas comunidades, que eleva la cifra a 113 ciudadanos árabes israelíes asesinados en 2020 y 89 en 2009.

El primer ministro israelí, Naftali Benet, anunció hoy su intención de crear un plan nacional para atajar la alta criminalidad entre los ciudadanos árabe de Israel, que son unos 1,96 millones, el 21 % de la población.

'La violencia en el sector árabe es un golpe de Estado que se ha descuidado durante muchos años. Tenemos la responsabilidad de luchar contra esto. Esta es nuestra tarea', señaló Benet tras una reunión con su gabinete.

El primer ministro, que asumió el cargo hace a penas dos semanas, explicó que abordó el problema con el ministro de Seguridad Pública, Omer Bar Lev, y acordaron formular un plan para combatir el crimen en el sector árabe 'lo antes posible'.

'Haremos esto en todas las dimensiones: civil, económica y, por supuesto, criminal. Es ante todo un fuerte deseo del propio sector y, por supuesto, es de interés nacional en general', agregó Benet, un ultranacionalista religioso que gobierna con una coalición de partidos de todas las ideologías, incluida la formación árabe islamista Raam.

De hecho, el líder de Raam, Mansur Abás, que encabeza el Comité Especial para la Sociedad Árabe, se reunirá este miércoles para discutir los principales problemas de estas comunidades, como la pandemia de covid-19 y el aumento de la violencia doméstica, además del incremento de la criminalidad. EFE

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.