Críticas en Túnez a la opacidad en torno a la negociación con el FMI

Túnez, 3 may (EFE).- La sociedad civil tunecina criticó hoy la opacidad en torno a la propuesta presentada por el Gobierno para negociar un nuevo programa de financiación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y advirtió del deterioro 'sin precedentes' de la situación económica del país.

La delegación tunecina liderada por el ministro de Economía y Finanzas, Ali Kooli, y el gobernador del Banco Central, Marouane El Abassi, llegó este lunes a Washington, y permanecerá hasta el próximo 8 de mayo para pactar el que será el cuarto préstamo en la última década por un valor de 4.000 millones de dólares.

'Estas negociaciones- las terceras tras 2011, 2013 y 2016- serán igual de peligrosas debido a la propagación alarmante de la pandemia del coronavirus en el país, frente al déficit creciente de las finanzas públicas, la gran fragilidad del sistema sanitario y la incapacidad de imponer el respeto de las medidas de prevención', señaló hoy la ONG Foro Tunecino por los Derechos Sociales y Económicos (FTDES).

En un comunicado de prensa, la organización instó al Ejecutivo a fomentar soluciones internas a corto plazo y a acelerar la transformación hacia un modelo de desarrollo alternativo capaz de responder a los desafíos estructurales respetando las libertades y derechos económicos, sociales y medioambientales.

FTDES mostró su preocupación por la ausencia de un interlocutor 'competente y creíble, que se beneficie de una gran representatividad y reciba la unanimidad, que sea capaz de llegar a cabo las negociaciones con las instituciones financieras frente a una paisaje político nacional mediocre'.

Una de las mayores dificultades, apuntó, es la degradación de la nota de soberanía por parte de todas las agencias de calificación- rebajada el pasado mes de marzo a B3- y el recrudecimiento de los conflictos políticos que han provocado la ruptura entre la opinión pública y la clase política y el Estado.

Asimismo reprochó a algunos sectores del país recurrir a instituciones financieras como la 'única solución' ante las dificultades que arrastra su economía en los últimos años y que no ha evitado que el país 'se encuentre hoy amenazado por la quiebra'.

'Estas fuerzas confían en que el FMI empujará al poder a llevar a cabo políticas de austeridad que harán pagar la factura de la crisis a la clase media. El FMI dictará igualmente grandes reformas que abrirá a estas fuerzas la vía a nuevas ventajas y posibilidades de enriquecimiento', señaló el comunicado.

La pasada semana varias asociaciones, entre las que se encuentra 'Al Bawsala' y 'I watch', exigieron al Ejecutivo publicar 'con total transparencia' la carta enviada al FMI para solicitar un nuevo programa de reformas y del que apenas se conocen detalles. Las ONGs denunciaron su exclusión durante las conversaciones entre el Gobierno y las instituciones sociales en las que sí participó la patronal y la UGTT, el mayor sindicato del país.

Según el último informe del FMI publicado en enero, el PIB retrocedió un 8,2 % en 2020 y espera que el crecimiento económico alcance este año el 3,8 %.

El organismo ya concedió en 2017 un crédito por valor de unos 2.500 millones de euros para salvar la economía tunecina, entonces golpeada por la falta de reformas y los atentados terroristas de 2015, que arruinaron el turismo, uno de sus pilares.

El préstamo no logró los frutos esperados y se derrumbó después de que el Gobierno tunecino dilatara la aplicación de las medidas de austeridad y recortes exigidas por el FMI, que incluían despidos masivos, suspensión de subsidios y subidas de impuestos. EFE

20210503 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas