Decretan el cierre de una parte de Santiago de Chile por casos de COVID-19

Santiago de Chile, 25 mar (EFE).- El ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich, informó este miércoles que se establecerá un cordón sanitario y el aislamiento domiciliario en siete comunas (municipios) de Santiago de Chile, donde se concentran la mayor parte de los casos confirmados por COVID-19.

La medida comenzará a regir a partir de este jueves a las 22.00 hora local (01.00 GMT del viernes) y regirá durante siete días, pudiendo ser prorrogada, medida que se suma a los toques de queda decretados a nivel nacional, el cierre de fronteras y la cuarentena de varias zonas en el país.

'La elección de estas comunas responde a que concentran el mayor número de casos y desde estas comunas las personas que se movilicen hacia otras pueden generalizar y ampliar la infección', dijo el ministro en una declaración pública desde el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

La medida restrictiva de movimiento se aplicará en las comunas de Lo Barnechea, Las Condes, Vitacura, Providencia, Santiago (centro), Ñuñoa e Independencia, todas ellas ubicadas en la zona este y centro de la capital chilena.

'Esto implica que un total de 1.341.000 personas de la ciudad de Santiago deberán permanecer en sus domicilios desde mañana a las 22.00 que se inicia el toque de queda y por un plazo renovable de siete días', agregó Mañalich.

Los barrios implicados en esta decisión del Gobierno acumulan casi la totalidad de los casos de coronavirus detectados en la región Metropolitana, a la que pertenece Santiago, y que suponen más de la mitad de los positivos por COVID-19 registrados en todo el país.

'Ha llegado el momento de instruir aislamiento colectivo, en sus domicilios a toda una población donde se concentra la alta incidencia y el mayor número de casos nuevos', destacó el titular de la cartera sanitaria.

Además de la medida de reclusión domiciliaria en estas siete comunas, toda la región quedará bajo la medida de aduana sanitaria, que ya se había implementado en otras zonas del país (norte y zona austral) para controlar los accesos terrestres, marítimos y aéreos.

'Esto quiere decir que estos puntos se realizarán controles de salud y controles para verificar el cumplimiento de la cuarentena que está establecida, para personas enfermas o porque hay un contacto y deben permanecer en su domicilio', insistió Mañalich.

Según el balance del Ministerio de Salud chileno entregado en la mañana de este miércoles, la región Metropolitana acumula 652 casos de coronavirus y dos fallecidos; mientras que a nivel nacional son 1.142 los contagios registrados con un total de tres muertes a causa del COVID-19. EFE

20200325 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas