Déficit público de Brasil sube al 12,60 % del PIB hasta mayo por la pandemia

Brasilia, 30 jun (EFE).- Brasil registró un déficit nominal en sus cuentas públicas entre enero y mayo de este año de 366.154 millones de reales (unos 67.061 millones de dólares), valor equivalente al 12,60 % del Producto Interior Bruto (PIB) del país, según informó este martes el Banco Central.

El resultado es muy superior al que se registró en los cinco primeros meses de 2019, cuando el desfase equivalía al 5,36 % del PIB, y refleja el fuerte impacto de la pandemia del coronavirus en Brasil, pues la paralización de actividades desplomó la recaudación tributaria e hizo que los gastos públicos dispararan.

En los últimos doce meses hasta mayo, el déficit fiscal nominal fue de 638.600 millones de reales (unos 117.715 millones de dólares), equivalente al 8,82 % del PIB del país.

El déficit primario -que no incluye lo que el Estado destina al pago de intereses de deuda pero que el Gobierno usa como referencia para medir la situación de las cuentas públicas-, fue de 131.438 millones de reales (unos 24.228 millones de dólares) solo en mayo, el peor resultado para un único mes desde el inicio de la serie histórica, iniciada en diciembre de 2001.

Asimismo, el saldo negativo entre los ingresos y los gastos del sector público brasileño consolidado, sin incluir el pago de intereses de deuda, fue de 214.000 millones de reales (39.447 millones de dólares) en el acumulado del año, frente al superávit de 7.000 millones de reales (1.290 millones de dólares) registrado en el mismo periodo de 2019.

En cuanto a la deuda bruta del sector público brasileño, el Banco Central informó que alcanzó los 5,9 billones de reales (unos 1,08 billones de dólares) en mayo, lo que equivale al 81,9 % del PIB y supone un aumento de 2,1 puntos porcentuales con respecto al mes inmediatamente anterior.

El elevado valor de la deuda pública brasileña es uno de los indicadores que más preocupa a las agencias de calificación de riesgo. De acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional, la deuda bruta de otros países emergentes como Brasil no supera el 50 % del PIB.

Los indicadores brasileños fueron impactados por la fuerte caída en la recaudación de impuestos en el país debido al cierre de fábricas y comercios y otras medidas de aislamiento social adoptadas por los estados para frenar el avance del COVID-19 en Brasil, que es uno de los epicentros globales de la pandemia con casi 60.000 muertos y 1,36 millones de contagiados.

En 2019, Brasil registró un déficit nominal en sus cuentas públicas de los doce meses de 429.154 millones de reales (hoy unos 79.106 millones de dólares), valor equivalente al 5,91 % del PIB, el menor registrado desde 2013 cuando el déficit fue equivalente al 2,96 % de su economía.

La crisis sanitaria y económica en el gigante sudamericano también ya es sentida en el mercado laboral, ya que la pandemia destruyó 7,8 millones de puestos de trabajo en el trimestre concluido en mayo, una caída récord de la población ocupada, que por primera vez se situó por debajo del 50 %, según datos divulgados hoy por el Gobierno.

Lejos de controlar la propagación del patógeno, Brasil camina hacia la peor recesión de su historia y deberá cerrar en 2020 la peor década en más de un siglo.

Las estimativas más optimistas prevén una caída del 6,5 % del PIB este año, aunque el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que el desplome puede llegar hasta el 9,1 % como consecuencia de la crisis de la COVID-19. EFE

20200630 https://www.diariolibre.com

+ Leídas