Demandan a Gobierno australiano por la criminalización de viajes desde India

Sídney (Australia), 5 may (EFE).- Un australiano que se encuentra varado en la India desde marzo de 2020 presentó este miércoles una demanda contra el Ejecutivo de Camberra al considerar inconstitucional la medida que criminaliza cualquier intento de sus ciudadanos de retornar al país desde la India.

El Tribunal Federal de Australia, en donde se presentó la demanda, ordenó una vista urgente esta tarde, según anunció en Twitter el bufete de abogados Marque Lawyers, que representa a Gary Newman, de 73 años edad, en esta batalla legal.

Newman se encuentra varado en ese país desde marzo de 2020 cuando el gobierno australiano cerró sus fronteras internacionales por la pandemia de la covid-19, permitiendo solamente viajes con exenciones y las repatriaciones.

La situación de Newman se agravó la semana pasada cuando el gobierno decidió suspender los vuelos desde la India hasta el 15 de mayo próximo y el viernes por la noche anunciara sanciones de hasta 5 años de cárcel o multas de hasta 66.000 AUD (51.115 USD o 42.453 EUR) contra las personas que retornaran a Australia tras haber estado en el país asiático durante 14 días.

Los abogados de Newman argumentan que la medida excepcional, que se basa en la Ley de Bioseguridad, es inconstitucional porque excede los poderes del Ejecutivo y contraviene la libertad implícita que tienen sus ciudadanos de retornar a casa, según explicó la cadena local ABC.

El gobierno australiano ha asegurado que la prohibición de los vuelos es 'temporal', mientras que el primer ministro Scott Morrison aseguró el martes que es 'altamente improbable' que se sancione con penas de cárcel a aquellos viajeros, incluidos australianos.

El gobierno australiano justifica la suspensión temporal de vuelos al gran incremento de casos de covid-19 en Australia, en donde las personas que retornan de India representan el 85 por ciento de los infectados en los centros de cuarentena obligatoria.

Australia, que desde el 21 de febrero ha vacunado a más de dos millones de sus 25 millones de habitantes contra la covid-19, vive una práctica normalidad desde hace meses que solo se ve interrumpida por confinamientos breves y localizados cuando se detectan nuevos brotes.

El país oceánico ha registrado desde el inicio de la pandemia casi 30.000 contagios, con 910 fallecidos, la mayoría de ellos provocados por fallos en los protocolos en los centros de cuarentena en la ciudad de Melbourne detectados en junio pasado. EFE

20210505 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas