Diputados mexicanos suben la tensión al avalar la polémica reforma eléctrica

Pedro Pablo Cortés

México, 23 feb (EFE).- Los diputados mexicanos desataron choques de incertidumbre y conflicto al aprobar la polémica reforma eléctrica del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para privilegiar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en perjuicio de empresas privadas, sobre todo de renovables.

Con 304 votos a favor, 179 en contra y cuatro abstenciones, la Cámara de Diputados envió al Senado la iniciativa preferente del presidente para reformar la Ley de la Industria Eléctrica pese a las advertencias de empresas, abogados y los legisladores de oposición.

Tras cinco horas de discusión, en las que abundaron ataques personales, se impusieron las bancadas del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados del Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

'Plantea el rescate y el fortalecimiento de la CFE, garantizando la confiabilidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN)', manifestó el diputado de Morena y presidente de la Comisión de Energía, Manuel Rodríguez.

LOS CAMBIOS DE LA REFORMA

El principal cambio es eliminar el criterio económico para siempre despachar primero la electricidad de las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la CFE sobre las centrales privadas de renovables y al último las de ciclo combinado.

La reforma también elimina la obligatoriedad de las subastas eléctricas en las que participan privados, ordena revisar los contratos del Gobierno con particulares y cambia las reglas de los Certificados de Energía Limpia (CEL) para darlos a plantas viejas de la CFE.

Con carteles que decían 'No vengo a robarles nada, vengo a devolverles todo', los diputados de Morena presumieron el primer paso para revertir la reforma energética de 2013, que abrió el sector a la inversión privada en la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

'Vamos a recuperar la soberanía energética nacional, es lo que estamos haciendo hoy, vamos a detener el saqueo salvaje amparado por una ley que solo pudo ser aprobada por la corrupción y por la falta de patriotismo', manifestó la diputada María de los Ángeles Huerta.

LA LEY 'APAGÓN'

Los legisladores de oposición criticaron la ley al señalar la ineficiencia de la CFE por el apagón que afectó a 5,9 millones de usuarios en 23 estados la semana pasada y otro a 10,3 millones a nivel nacional en diciembre pasado.

'Lo que nos espera es un futuro con apagones, falta de inversión en el sector eléctrico, luz más cara y una CFE quebrada', advirtió el diputado Justino Eugenio Arriaga, del derechista Partido Acción Nacional (PAN), que la bautizó como la 'Ley Apagón'.

A este reclamo se sumó el Partido Revolucionario Institucional (PRI), autor de la reforma energética de 2013, que cuestionó que la iniciativa no contempla un plan de inversiones para la CFE pese a crear 'un monopolio de Estado'.

'No insistan en que merecemos un sistema ineficiente, caro, contaminante e intermitente, no opten por lo caduco', expresó la diputada Claudia Pastor.

UNA 'SOBERANÍA' COSTOSA

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) citó el reporte del Centro de Estudios de Finanzas Públicas (CEFP) del Congreso, que advierte que están en riesgo más de 451.000 millones de pesos (unos 22.550 millones de dólares) invertidos en 105 proyectos privados de energías renovables.

'Mientras los países miran y se encaminan hacia el futuro promisorio de las energías renovables, este Gobierno y su fracción parlamentaria se decanta por retornar al pasado con energías contaminantes y caras', sostuvo la diputada Mónica Almeida.

El diputado Hernán Salinas, del PAN, denunció que aumentaría el subsidio eléctrico que ya asciende a 70.000 millones de pesos anuales (cerca de 3.500 millones de dólares).

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que calcula que la reforma encarecería un 17 % el costo de la electricidad, reiteró su postura en contra.

'De aprobar la reforma eléctrica se estarán frenando futuras inversiones y se dejarán de crear fuentes de empleo para miles de mexicanos', declaró en sus redes sociales.

Más temprano, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la cúpula del sector privado, advirtió del atraso de México en la transición energética.

'Las tendencias mundiales en estos temas se están acelerando a grandes pasos y México no necesariamente está al mismo ritmo, lo vemos con medidas como la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica', indicó Odracir Barquera, director de Planeación y Asuntos Internacionales del CCE.

La reforma ahora pasará al Senado, donde Morena, PT y PES tienen 70 de los 128 escaños y después podría afrontar una revisión de inconstitucionalidad en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). EFE

20210223 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas