Dubái sigue su curso ajena a la firma del acuerdo con Israel

Dubái, 15 sep (EFE).- Dubái vive este martes una noche como otra cualquiera, sin eventos especiales o celebraciones, ajena a la firma en la Casa Blanca del histórico acuerdo de normalización de relaciones entre su país e Israel.

El icónico rascacielos Burj Jalifa, que suele iluminarse con los colores de diferentes países para conmemorar las ocasiones importantes, se limitó a mostrar la bandera mexicana para celebrar el Día de la Independencia de ese país.

En ningún lugar de Emiratos Árabes Unidos(EAU) se han llevado a cabo ceremonias o actos simbólicos, mientras su ministro de Exteriores, Abdulá bin Zayed al Nahyan, estampaba su firma en el denominado Tratado de Abraham.

Los vecinos y residentes ni siquiera parecen haberse dado cuenta del histórico acuerdo con Israel, que se rubricó a la vez que otro entre Baréin y el Estado judío y por el que este se compromete a suspender la anexión de territorios palestinos.

'No hablo sobre política', dijo a Efe un transeúnte al ser preguntado por sus sentimientos tras la firma del pacto.

En los diferentes comerciales de Dubái, los compradores parecen más preocupados por mantener la distancia social y la mascarilla puesta para protegerse del coronavirus y evitar posibles multas que por un pacto que convierte a EAU y Baréin en los tercer y cuarto países árabes en dar el paso.

Sin embargo, Israel sí celebró la firma de los pactos con EAU y Baréin con la iluminación de la palabra 'Paz' en el Ayuntamiento de Tel AViv y de las banderas de estas monarquías del golfo Pérsico en las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el pasado 13 de agosto que Emiratos normalizaba sus lazos con Israel con el denominado Acuerdo de Abraham, un pacto que ya ha empezado a arrojar resultados con los primeros contactos en el terreno de la seguridad, el económico, el científico y el de comunicaciones. EFE

20200915 https://www.diariolibre.com

+ Leídas