El doblete de Nagornyy y Dalaloyan confirma el retorno de Rusia

Redacción deportes, 11 oct (EFE).- Rusia confirmó su regreso a la cúspide de la gimnasia internacional tras añadir al título por equipos conquistado el pasado miércoles, el oro y la plata logrados este viernes en la final del concurso completo de los Mundiales de Stuttgart (Alemania) por Nikita Nagornyy, nuevo campeón mundial, y Artur Dalaloyan.

Si en la categoría de conjuntos Rusia nunca había logrado subir a lo más alto del podio desde la desaparición de la Unión Soviética, en la individual el gigante ruso ya había dado muestras de su resurrección en los Mundiales disputados el pasado año en Doha con el triunfo de Dalaloyan y el bronce de Nagornyy.

Una excelente cosecha que logró mejorar en Stuttgart, donde los representantes rusos ocuparon las dos primeras plazas de un podio, que se encargó de completar el ucraniano Oleg Verniaiev.

Todo un aviso a menos de un año de los Juegos Olímpicos de Tokio para los gimnastas chinos y japoneses, que por primera vez desde el año 1994 no lograron colocar a ninguno de sus representantes entre las tres primeras plazas.

Poco pudieron hacer japoneses y chinos por evitar el triunfo de un infalible Nikita Nagornyy, que como ya demostró en la ronda clasificatoria es hoy por hoy el gimnasta más regular.

Si el chino Xiao Ruoteng, que finalmente tuvo que conformarse con la cuarta plaza, comenzó a perder sus opciones de revalidar el título que conquistó en Montreal 2017 con un 'gris' ejercicio de anillas que le valió una nota de 13,933, el ruso Dalaloyan se despidió de cualquier opción al oro con su fallido ejercicio en salto.

El gimnasta ruso acabó sentado sobre la colchoneta tras errar en la recepción, lo que le costó una nota de 14.066.

Un punto menos que Nagornyy, que no sólo fue el mejor de todos los finalistas en salto, donde logró una calificación de 15.066, sino también en anillas, donde firmó una puntuación de 14,633.

Y es que Nagornyy no estaba dispuesto a perdonar el más mínimo fallo de sus rivales.

Una determinación que le permitió llegar a la última rotación con una ventaja de 0,582 puntos sobre el chino Xiao, segundo, y de 1,674 sobre su compatriota Dalaloyan, tercero.

Diferencia importante pero no definitiva ante el ejercicio de barra que debían afrontar como última prueba los tres aspirantes al título.

Una prueba que no pudo superar el gimnasta chino, que tuvo que bajar al suelo tras una fallida presa y reiniciar de nuevo su ejercicio.

Error que le costó a Xiao Ruoteng, que se tuvo que conformar con unos 'pobres' 12,666 puntos, no sólo ya el oro, sino también el podio, en favor del ucraniano Oleg Verniaiev, que parece recuperar poco a poco el nivel que le llevó a proclamarse subcampeón olímpico en los Juegos de Río.

Con Xiao 'fuera de combate', la lucha por el título se convirtió en un cara a cara entre los dos gimnastas rusos, en el que se impuso, como ya ocurriera este mismo año en los Campeonatos de Rusia y en el los Europeos de Szczecin (Polonia), Nikita Nagornyy.

Y con claridad como reflejan el más de punto y medio en el que Nagornyy, que se alzó con el oro con un total de 88,772 unidades, aventajó a Artur Dalaloyan, que se debió conformar con la plata con una calificación final de 87,165.

Mucho mas lejos quedó el gimnasta español Néstor Abad, que no pudo repetir la brillante undécima plaza que logró el pasado año en Doha, tras concluir este viernes en el puesto 22 en Stuttgart con una nota de 80.098.

El gimnasta español, que fue padre de una niña, la segunda de sus hijos, apenas una hora y media antes del inicio de la final, vio lastrado todo su concurso con un fallido ejercicio de suelo -12,200- que le impidió aspirar a un mejor puesto en la clasificación.EFE

20191011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas