El Festival Maya Zoque Chiapaneca rinde homenaje a la madre tierra en México

Mitzi Mayauel Fuentes Gómez

Tuxtla Gutiérrez (México), 14 oct (EFE).- Unos setecientos representantes de la cultura maya rinden estos días tributo a la madre tierra en el Festival Maya Zoque Chiapaneca, que se celebra del 13 al 17 de octubre en Tuxtla Gutiérrez, capital del suroriental estado mexicano de Chiapas.

Desde hace 30 años, indígenas maya tzotziles, zoques, tzeltales, chol y tojolabales se reúnen por cinco días en este evento cobijado por el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes de Chiapas.

“Es un evento donde convergen aspectos simbólicos de conocimientos con filosofía milenaria. Su propósito este año es la convivencia con la madre tierra pues con las enfermedades y los problemas sociales con que vivimos necesitamos reivindicar la filosofía de los pueblos. Y lo hacemos a través de la música, danzas y rituales”, dijo a Efe el antropólogo Nicolás Huet Bautista, promotor y gestor cultural del Centro Estatal de Lenguas, Arte y Literatura Indígena (Celali)

PARTICIPACIÓN JUVENIL

Este festival permite la participación de los jóvenes que voluntariamente han adquirido el conocimiento de sus ancestros para evitar que se pierdan las tradiciones.

“Siempre he estado involucrado, me gusta. Y mi papá me dijo pues ve (al festival), investiga, conoce y forma parte”, explicó Nereida Sánchez Gómez, una joven danzante de Ocozocoautla.

A su vez, Alejandro Burguete, profesor y danzante de Ocozocoautla, expresó que es de suma importancia que los gobiernos se involucren en financiar proyectos que permitan conservar las expresiones populares, como lo es la música.

“Los sones representan la parte ritual de la música impresa en la fiesta. (...) En Ocozocoautla tenemos 7 danzas tradicionales y innumerables sones para algunos santos o personajes”, apuntó.

Para Jorge Hernández, danzante del municipio de San Fernando, la opción para el rescate cultural es la juventud, y por ello agradece que sean precisamente los más jóvenes quienes han revalorizado el festival.

MÚLTIPLES ACTIVIDADES

En medio de otro año difícil para el mundo debido a la pandemia, el festival se transmite en formato híbrido logrando abrir espacios para que más gente tenga acceso a la cultura.

A pesar de la pandemia, jóvenes y adultos se dan estos días cita en el certamen -que se celebra en su mayoría en espacios abiertos- para disfrutar de música, danzas, ceremonias, conferencias, talleres infantiles, proyecciones de video y recitales de poesía y narrativa.

También hay espacios de conferencias y talleres con temas como la creación literaria, los espacios sagrados, la elaboración de flauta de carrizo, las prácticas culturales y diálogos con la madre tierra a través del lenguaje cinematográfico.

El programa ofrece también danzas tradicionales como la del venado, la de parachicos o zapateados, así como el carnaval k'in tajimol de Chenalhó y la participación de bandas de música de tambor y pito, tamborileros y sones, entre muchas otras actividades culturales.

La inauguración corrió a cargo de una ceremonia tradicional con rezo y música de los tsotsiles de San Juan Chamula.

Según el censo más reciente de 2020, México cuenta con más de 7,3 millones de hablantes de una lengua indígena, cerca del 6 % de la población, concentradas mayoritariamente en los sureños estados de Oaxaca, Chiapas, Yucatán, Guerrero y Quintana Roo.

Los pueblos originarios siguen luchando hoy en día ante el abandono y la marginación que denuncian por parte del Estado mexicano. EFE

mmf/mqb/rrt

(foto)(video)

20211014 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas