El gobernador de Florida asegura que aplicar la cuarentena es 'inapropiado'

(Actualiza con nuevas cifras de contagios confirmados, muertes y declaración de desastre a Florida por la Casa Blanca )

Miami, 25 mar (EFE).- Con casi 2.000 casos confirmados en el estado, el gobernador de Florida (EE.UU.), Ron DeSantis, consideró este miércoles 'inapropiado' aplicar la cuarentena a nivel estatal por el COVID-19 ya que 'hay que tener en cuenta los efectos secundarios' que provocarían que gran parte de la población perdiera su empleo.

'Creo que en algunas regiones del estado donde hay casos más esporádicos sería un problema ordenar a la población que no pueda ganarse un salario, cuando si ellos van a trabajar no tiene ningún efecto en lo que respecta al virus', explicó en una rueda de prensa DeSantis.

Según los últimos datos del Departamento de Salud en Florida, hay 1.977 casos confirmados de coronavirus en el estado, 23 personas han fallecido y hay 1.581 personas pendientes de los resultados de la prueba.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este miércoles la situación de desastre en Florida y Texas después de haberlo hecho el martes con Luisiana y Iowa debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

La Casa Blanca anunció en sendos comunicados que esta declaración permitirá la concesión de fondos federales a esos cuatro estados para paliar los efectos de la crisis del coronavirus a los afectados.

En otra rueda de prensa vespertina, DeSantis se refirió a la declaración emitida por Trump.

'Cuando te enfrentas a una situación como esta, no puedes estar paralizado con las reglas burocráticas, y creo que el presidente entiende esto a la perfección'.

En Florida, el mayor número de casos se ha detectado en el sureste, siendo los condados de Miami-Dade y Broward los más afectados con 400 y 355 casos respectivamente, por lo que los Gobiernos locales ya han comenzado a tomar medidas como las ciudades de Miami y de Miami Beach.

Sus ciudadanos tienen la orden de permanecer en sus casas para prevenir contagios de coronavirus, aunque pueden salir a comprar alimentos y productos de primera necesidad, a hacer ejercicio e ir al trabajo con ciertas limitaciones.

En este sentido, el presidente del poder judicial de Florida, Charles Canady, ordenó suspender todos los juicios a nivel estatal hasta el próximo 17 de abril, una orden que afectaría también a todos los procedimientos judiciales y juicios rápidos.

'La pandemia presenta un desafío extraordinario para el sistema legal. Dependemos de la interacción humana para llevar a cabo la justicia bajo la ley. Estamos trabajando para mantener esa interacción mientras minimizamos al mismo tiempo el contagio del virus', indicó en comunicado.

El gobernador explicó en el Centro Estatal Logístico de Respuesta de Orlando que ahora mismo su principal preocupación son el personal sanitario y la población de las residencias de ancianos, al ser la población más vulnerable y expuesta al virus.

Por ello, pidió que toda la población con más de 65 años y aquellos que tengan patologías previas se queden en casa como medida de precaución.

DeSantis aseguró que para la próxima semana este centro de respuesta, que normalmente se suele ocupar de proveer a la población con suministros durante la época de huracanes, repartirá 1,95 millones de máscaras a los diferentes centros sanitarios del estado y 3.000 camas de hospital.

'Es muy importante proteger a los trabajadores sanitarios, porque si están expuestos sin protección se tienen que aislar durante quince días, al igual que muchos de sus compañeros. Por lo que los hospitales están muy preocupados ante esta situación', dijo el gobernador. EFE

20200325 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas