El Gobierno francés amplía a julio el posible uso del certificado sanitario

París, 13 oct (EFE).- El Gobierno francés adoptó este miércoles un proyecto de ley que amplía al 31 de julio el régimen jurídico con el que gestiona la crisis sanitaria y que le permite entre otros puntos exigir el certificado sanitario o controlar los aforos.

El actual estado de emergencia sanitaria terminaba el 31 de diciembre y la ley sobre la salida de la crisis sanitaria, que autoriza a tomar medidas restrictivas relativas a los desplazamientos o el acceso a ciertos establecimientos, expiraba el 15 de noviembre.

El texto examinado este miércoles por el Consejo de Ministros contempla así una vuelta al estado de emergencia sanitaria por decreto por un máximo de 30 días, más allá de los cuales éste debería ser votado por los diputados.

El Ejecutivo señaló que las herramientas para la gestión de la epidemia deben seguir vigentes para poder reaccionar rápidamente a toda nueva degradación del impacto de la covid-19.

Las medidas previstas 'serán estrictamente proporcionales a los riesgos y adaptadas de forma continua a la evolución de la situación sanitaria: la prolongación del régimen no significa que esas medidas sean movilizadas', según su texto.

El proyecto de ley refuerza el dispositivo de lucha contra el fraude en el uso del certificado sanitario e incluye dispositivos de acompañamiento para afrontar las consecuencias de la crisis sanitaria, en concreto en materia de paro parcial.

'Gracias a este texto podremos tomar todas las medidas necesarias en caso de que haga falta', dijo a la prensa el portavoz gubernamental, Gabriel Attal, aclarando que prolongar la posibilidad de recurrir al pasaporte sanitario no equivale a prolongar su uso.

La tasa de incidencia se sitúa actualmente en Francia en 44 casos por cada 100.000 habitantes en la última semana, por debajo del nivel de alerta de 50, según la web de seguimiento covidtracker.

Los últimos datos actualizados reflejan que hay una media de unos 4.100 contagios diarios, lo que supone una caída semanal del 10 %, mientras que las admisiones un unidades de cuidados intensivos han descendido un 14 %, hasta las 44 diarias.

En total, Francia acumula 7,06 millones de casos desde el inicio de la epidemia y 117.150 muertos, y desde el comienzo de la campaña de vacunación, en diciembre, 50,9 millones de personas han recibido al menos una dosis, el 75,5 % de la población total, y 49,3 millones tienen la pauta completa, el 73,1 %.

'Dieciocho departamentos tienen una tasa de incidencia por encima de 50 y en ciertos territorios el número de casos aumenta. Hay un riesgo no insignificante de una reactivación epidémica y el invierno es propicio', advirtió el portavoz justificando la necesidad de dotarse de los medios necesarios para reaccionar a tiempo.

El texto adoptado tiene pendiente su tramitación parlamentaria y su eventual aprobación haría que siga vigente para las elecciones presidenciales de abril de 2022, una decisión que para el Ejecutivo es 'pragmática', destinada a evitar que en plena campaña el debate sanitario se mezcle con el político. EFE

mgr/mdv/jgb

20211013 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas