El hijo de Diack apelará la sentencia del caso de corrupción de la IAAF

Dakar, 16 sep (EFE).- El hijo de Lamine Diack, expresidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) -actual World Athletics-, apelará la sentencia del tribunal de París que hoy le condenó a cinco años de prisión y una multa de un millón de euros.

'Es una condena injusta porque no se siguieron las reglas de un juicio justo. A mi cliente no se le permitió participar en el juicio para defenderse', declaró al portal informativo senegalés Emedia.sn su abogado, Moussa Sarr, al indicar que apelarán la decisión del tribunal parisino que hoy declaró a Papa Massata Diack culpable de corrupción, abuso de confianza y blanqueamiento de dinero.

El hijo, condenado por haber cobrado comisiones ilegales a cambio de ocultar el dopaje de atletas rusos, tiene pendiente una orden de arresto internacional que sigue en pie.

Su padre fue condenado este miércoles a cuatro años de prisión, dos de ellos exentos de cumplimiento, así como a pagar una multa de 500.000 euros, junto a cinco personas más implicadas en el caso, entre ellas su hijo, quien recibió la mayor condena.

Massata Diack ha sido uno de los grandes ausentes en este proceso judicial que comenzó en 2015 un tribunal de París contra varias personas, entre ellas él y su padre, de 87 años y el primer no europeo en presidir la entonces IAAF (de 1999 a 2015).

En una rueda de prensa en Dakar, donde reside desde 2011, Diack 'hijo' reivindicó este lunes su inocencia ante la prensa internacional.

'La Justicia francesa ha investigado durante cinco años y no tiene ninguna prueba de esas acusaciones', declaró Massata Diack, al advertir que el juicio 'se ha llevado a cabo sin mi presencia, y pese a que soy una pieza central de las acusaciones de la Justicia francesa, nunca he tenido acceso al dossier penal'.

El escándalo salió a la luz en 2012 por boca de atletas rusos descontentos, lo que motivó que, en el terreno deportivo, ese país fuera excluido de competiciones internacionales durante cuatro años.

Entre los demás sentenciados está el médico francés Gabriel Dollé, responsable de la lucha contra el dopaje en la IAAF entre 1999 y 2014, condenado a dos años exentos de cumplimiento y una multa de 140.000 euros; y Habib Cissé, abogado de Diack, condenado por contribuir al sistema de corrupción con tres años de prisión, dos de ellos sin cumplimiento, y una multa de 100.000 euros.

Tampoco estuvieron presentes los rusos Valentín Balájnichev, expresidente de la federación nacional de atletismo; y Alexéi Mélnikov, antiguo entrenador, a cuya entrega se han opuesto las autoridades de Moscú.

Ambos fueron condenados a tres y dos años de prisión firme, respectivamente, y sigue en pie la orden de detención contra ellos.

Como el médico de la IAAF era francés, al igual que su abogado y buena parte de esos presuntos negocios fraudulentos se hicieron en Francia, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), constituida en acusación particular junto al Comité Olímpico Internacional (COI) y la IAAF, decidió presentar la denuncia en París.

Allí fue detenido en noviembre de 2015 Lamine Diack, junto a Cissé, y ha estado en arresto domiciliario desde entonces.

Diack tiene abiertas otras causas en Francia, por las sospechas de corrupción en la atribución de los Juegos Olímpicos de Río (2016) y Tokio (2020), así como de los Mundiales de Atletismo de 2013 (Moscú) y 2021 (Eugene, EEUU). EFE

20200916 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas