El miedo y el nacionalismo hacen campaña en las presidenciales de Sri Lanka

Skandha Gunasekara

Colombo, 22 oct (EFE).- El miedo a los ataques terroristas y el creciente nacionalista entre la mayoria budista cingalesa dominan la campaña electoral a menos de un mes para las próximas presidenciales de Sri Lanka.

Las elecciones del 16 de noviembre serán las octavas a la jefatura del Estado desde que la antigua Ceilán se desligó completamente del Imperio Británico en 1972 y enfrentará a 35 candidatos, el mayor número de su historia.

CANDIDATOS

Las candidaturas incluyen a Gotabhaya Rajapaksa del Sri Lanka Podujana Peramuna (SLPP) y Sajith Premadasa de la coalición Nuevo Frente Democrático (NDF), los dos principales contrincantes.

Premadasa es hijo del fallecido presidente Ranasinghe Premadasa, que gobernó con puño de hierro pero fue asesinado por guerrilleros de los Tigres de Liberación de la Patria Tamil (LTTE) durante la guerra civil.

El NDF, que respalda a Premadasa, es una alianza del Partido Nacional Unido (UNP) y varias formaciones políticas minoritarias, que incluyen los dos principales partidos musulmanes: el Congreso Musulmán de Sri Lanka y el Congreso Musulmán de Todo Ceilán.

El NDF también incluye la Alianza Progresista Tamil, que representa a la minoría tamil proveniente de las colinas centrales.

Sin embargo, el principal partido político que representa a los tamiles, la Alianza Tamil Nacional (TNA), hasta ahora se ha mantenido neutral, optando por negociar con los candidatos para decidir cuál ofrecerá un mejor acuerdo para abordar los problemas de la minoría tamil.

Por su parte, Gotabhaya Rajapaksa es exsecretario de Defensa (2005-15) y hermano del expresidente Mahinda Rajapaksa, el controvertido líder bajo cuyo gobierno concluyeron 26 años de guerra civil con los Tigres Tamiles en 2009.

LA SOMBRA DE LA GUERRA CIVIL

El expresidente Rajapaksa se convirtió así en héroe para muchos, mientras era acusado de violaciones a los derechos humanos con más de 40.000 civiles muertos en el tramo final del conflicto.

Las campañas de los Rajapaksa históricamente han apostado por los votos budistas cingaleses y exacerbar el nacionalismo y el descontento comunitario para obtener más apoyos.

En el juego estratégico asiático, dominado por la lucha de influencia sobre la isla entre la India y China, los Rajapaksa también se decantaron abiertamente por la inversión china, frente a la tradicional cercanía del país a Nueva Delhi.

El escenario plantea una elección polarizada para los votantes, afirmó a Efe el analista y profesor Jayadeva Uyangoda, miembro del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Colombo y director del Centro de Investigación y Análisis Políticas.

'Hay dos candidatos principales y la población de mayoría cingalesa se divide en dos. Pero cómo se alinearán las minorías tamil y musulmana no está claro debido a cuestiones como el surgimiento del nacionalismo y los atentados del Domingo de Pascua', dijo.

La formación de Rajapaksa 'está sacando partido abiertamente a las inseguridades de la mayoría cingalesa, particularmente con el uso de la islamofobia. También está utilizando su antiguo cargo de secretario de Defensa para asegurar a las masas que solo él podrá garantizar la seguridad nacional', explicó.

Por otro lado, Premadasa se ha retratado a sí mismo como el salvador de los pobres, al igual que hizo su padre antes de ser elegido presidente en 1989.

'Premadasa se presenta a sí mismo como un mejor líder para los pobres que incluso los partidos izquierdistas y socialistas tradicionales. En las últimas semanas ha podido reinventar su imagen de defensor de los pobres y marginados', señaló.

ATENTADOS DE DOMINGO DE PASCUA

Para el experto, los atentados terroristas del pasado abril contra iglesias y hoteles de lujo -en los que murieron más de 250 personas, si bien parecen haberse desvanecido en cierta medida de la memoria de los votantes-, tuvo un impacto negativo en la población que ayuda a impulsar la imagen de héroes de guerra de los Rajapaksa.

Al mismo tiempo estos ataques debilitaron al Partido Nacional Unido del primer ministro Ranil Wickremesinghe y, en consecuencia, a su candidato Premadasa, sostiene.

Para estas elecciones el respaldo del presidente de la nación, Maithripala Sirisena, parece que no jugará un rol determinante después de que éste anunciara que permanecería neutral durante la campaña, a pesar de que su propio partido apoya a Rajapaksa.

Hasta el momento el grupo de observación electoral Campaña para unas Elecciones Libres y Justas (CAFFE) ha recibido 185 quejas.

El director ejecutivo de CAFFE, Ahmed Manas Makeen, dijo a Efe que la difusión de información errónea sobre la seguridad nacional es un aspecto central durante esta campaña.

'Cierto equipo de campaña está utilizando el tema de la seguridad nacional, que causa temor en los votantes, y ha comenzado a divulgar información falsa al respecto esperando obtener más votos', aseguró.

En esta línea, se han divulgado varios informes sobre amenazas a la seguridad nacional en áreas como Mattakuliya, Gampaha y Hatton, reveló.

'Esto podría hacerse para obtener ventaja en las elecciones presidenciales', indicó.

Las redes sociales son el principal canal para difundir rumores relacionados a la seguridad nacional, y hace una semana rumores sobre explosiones en tres puntos diferentes del país desataron el terror.

'Es posible que hubiera sido deliberado. Si algunos partidos creen que pueden obtener una ventaja en las elecciones difundiendo rumores, será un grave problema', concluyó Makeen. EFE

20191022 https://www.diariolibre.com

+ Leídas