El regreso provisional (o no) de Diego Costa y Arias

Iñaki Dufour

Madrid, 15 sep (EFE).- Entre las reiterativas pruebas PCR, los entrenamientos y el positivo de Diego Simeone, el Atlético de Madrid volvió este martes al trabajo con Diego Costa y Santiago Arias ya disponibles, una vez superado el coronavirus y la cuarentena, y reincorporados a la pretemporada, y al equipo con su futuro más incierto, porque el club les busca salida antes del 5 de octubre.

La pretemporada sigue su curso sin su técnico, aislado y en cuarentena por Covid-19, pero ya con todos los efectivos, incluido Costa -al que se le vio conversar durante un cuarto de hora con Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado, antes del inicio de la sesión en Majadahonda-, que forman parte a día de hoy la primera plantilla, aunque aún está por completar con algunas salidas y entradas, más allá de que la continuidad será mayoritaria.

Diego Costa está en el mercado. A un año de su final de contrato, después del insistente traspaso que culminó el Atlético en septiembre de 2017, la anhelada vuelta del delantero con el que doblegó al Real Madrid y al Barcelona en una Liga a 38 jornadas en 2013-14, con la complejidad que supone, no ha sido como se esperaba.

Con el matiz que admiten las lesiones (sobre todo la operación en el quinto metatarsiano del pie izquierdo, que le mantuvo trece duelos de baja la pasada temporada, y una hernia discal cervical que le privó de 16 este curso) que mermaron su continuidad y su explosividad, tan propia de él, hasta el punto de que le apartaron de 46 partidos en dos años y medio -la cifra se agranda a 58 si se le añaden los doce duelos que se ha perdido por sanción-, no ha sido el jugador que deslumbró en 2014 con el Atlético, que lo rebuscó en 2017.

Ni por su juego ni por su potencia ni por sus goles, reducidos a 17 tantos en los 71 partidos que ha jugado en su segunda etapa en el equipo madrileño (el Atlético ha disputado en ese tiempo 128 choques oficiales). También ha dado 12 asistencias. Es una media de un gol cada cuatro encuentros. En su primera era rojiblanco promedió uno cada dos choques: 64 en 137 partidos, aparte de toda su potencia.

Ni siquiera la confianza inalterable de Simeone le ha bastado para recuperar su mejor versión. No se ha visto con el Atlético salvo momentos puntuales, salvo en la Supercopa de Europa contra el Real Madrid, cuando fue el mejor futbolista de su equipo (2-4), en agosto de 2018; en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones contra el Juventus en 2019, en las semifinales de la Liga Europa ante el Arsenal en 2018... No hay muchos más ejemplos.

De hecho, él ha sido el titular para el técnico argentino, por delante de Álvaro Morata. La demostración está en el tramo final del pasado curso, cuando los alternó casi siempre, pero siempre con el atacante hispano-brasileño con presencia más evidente en el once tipo, también en el último duelo de la Liga de Campeones contra el Leipzig, con la derrota por 2-1 que lo eliminó en cuartos de final.

MORATA, 'CLAVE' EN EL NUEVO PROYECTO

El plan del club es vender a Diego Costa. No a Álvaro Morata. Más allá de la opción del Juventus que surgió en determinadas publicaciones de prensa o de la suplencia que ha sostenido por detrás de Costa en los últimos tiempos, el ariete madrileño ha sido el máximo goleador de la temporada del Atlético -16 tantos-, su traspaso por unos 55 millones de euros está recién consolidado después del año y medio de cesión desde el Chelsea y, sobre todo, el club le considera pieza 'clave' en el nuevo proyecto.

Hay varios condicionantes en el caso de Costa, del que la prensa turca publicó este martes el interés del Fenerbahce en él. Ni existe la demanda de otros clubes y otros tiempos por él en el fútbol europeo ni hay apenas equipos capaces de afrontar la alta ficha de unos nueve millones que percibe el futbolista hispano-brasileño.

De momento sigue en el Atlético. Ya está de pretemporada desde este martes. La duda es hasta cuándo, aunque las complejidades citadas no descartan incluso su permanencia en el equipo cuando acabe este plazo anómalo de fichajes. El club, que pretende su salida, maneja ya posibilidades para fichar un nuevo '9'.

LA PROBABLE SALIDA DE ARIAS

También está en la rampa de salida Santiago Arias, que, al igual que Diego Costa, se reincorporó este martes a la pretemporada tras superar la Covid-19 que le detectaron durante las vacaciones y que ha aplazado hasta esta tarde su vuelta a los entrenamientos con el resto del equipo en la Ciudad Deportiva de Majadahonda.

A la espera de la concreción de ofertas por él, el lateral derecho es el puesto con más jugadores: tres. Aparte de él, están el inglés Kieran Trippier y el croata Sime Vrsaljko. Cuando los tres estuvieron a disposición de Diego Simeone, generalmente el descarte fue Arias, por el que, además, el club puede lograr una buena cantidad de traspaso, teniendo en cuenta las necesidades de ingresos para poder abordar los fichajes que pretende para el nuevo curso.

En dos años, desde su llegada desde el PSV Eindhoven, el internacional colombiano ha jugado 51 encuentros oficiales de los 96 que ha estado disponible para Diego Simeone, de los que 42 fueron desde la alineación inicial. Este último curso, Arias participó en 18 choques, 14 de inicio, y dio una asistencia.

Es el cuarto jugador de campo de la plantilla con menos partidos jugados la pasada campaña, sólo por delante de Sime Vrsaljko (7) y Yannick Carrasco (16), con la circunstancia de que ni el lateral croata ni el extremo belga estuvieron disponibles hasta finales de enero, e Ivan Saponjic, que nada más jugó tres choques.

UN MES DESPUÉS, TRES MOVIMIENTOS

El lateral colombiano es una de las salidas que se prevén en el Atlético, que afronta entre tanto otros asuntos: por ejemplo la puja del Manchester City por José María Giménez con una oferta multimillonaria (el diario 'AS' adelantó que había ofrecido 89 millones de euros). El club rojiblanco se remite a su cláusula de rescisión. Y hasta el fin del plazo no habrá certezas absolutas.

Por ahora, el Atlético ha hecho tres movimientos que afectan a la plantilla del primer equipo cuando ya ha transcurrido un mes desde su último partido de la pasada temporada: se fue el portero Antonio Adán, que terminó contrato y firmó por el Sporting de Lisboa; llegó el guardameta Ivo Grbic, desde el Lokomotiva Zagreb; y se quedó el extremo Yannick Carrasco, por el que pagará 27 millones de euros al Dalian por el traspaso, según una información de 'Goal'. EFE

20200915 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas