El termómetro de la jornada 10

Madrid, 22 nov (EFE).-

- SUBEN:

Real Sociedad: Un cabezazo de Isak selló la victoria en el minuto 65 de la Real Sociedad, que sigue imparable. Ya son seis triunfos consecutivos de un grupo inconformista, que no entiende de especulación, sino de mirar hacia el triunfo con la solvencia y la naturalidad del líder de la clasificación. El pasado 19 de junio celebró su pase a la Liga Europa. Este curso quiere más. Lo demuestra cada día. 'Hay que disfrutar del momento con los pies en el suelo', advierte su técnico, cuyo equipo continúa incontestable. En ataque, con 17 goles en seis jornadas... Y en defensa, con dos tantos en contra en su recorrido actual e inalterable en la cima de la tabla.

Diego Simeone: Su apuesta por un 'nuevo' estilo ofensivo, alegre y combinativo es decidida. No hay ninguna duda. Lo plasmó otra vez más, con la dimensión de un rival como el Barcelona y con un éxito indiscutible, del que él sale como triunfador, capaz de proponer un partido de tú a tú a un rival de tal calibre y ganarlo. Ha dotado a su conjunto de nuevas formas, se ha adaptado a una plantilla que ha preparado él para jugar de otra forma y ha transformado a su bloque para sostener la posesión, para mover la pelota con velocidad y precisión y jugar muy bien al fútbol, mucho más allá de la presencia o no de Luis Suárez, baja este sábado por la Covid-19.

Mariano Díaz: El 29 de agosto de 2018, el delantero regresó al Real Madrid. Dos años después, ha jugado apenas 20 partidos de la Liga. Y nada más siete en los dos últimos cursos con Zinedine Zidane en el banquillo. Uno solo de titular. Es un papel menor para el atacante, en contraste con la voracidad goleadora que demuestra en cada una de sus contadas oportunidades. En su vuelta al once marcó frente al Villarreal a los dos minutos. La pasada campaña anotó un gol en los 40 minutos que dispuso. Es una reivindicación.

Marcos Andre: Sin gol en sus primeros siete partidos, Ronaldo Nazario, su presidente en el Valladolid y uno de los mejores goleadores de la historia, le había transmitido 'tranquilidad'. También le pidió insistencia. Le dijo que los goles iban a llegar. Y han llegado. Ha sido un hombre clave en los dos triunfos seguidos de su equipo, los dos únicos de la temporada. Suyo fue el gol que supuso el 2-1 contra el Athletic y suyo fue este domingo el segundo tanto del 1-3 al Granada. El Valladolid sale del descenso. Él está en racha.

.

- BAJAN:

Marc Andre Ter Stegen: Salvador muchas veces del Barcelona, indudablemente entre los mejores del mundo, capaz de la parada más inverosímil, un fallo suyo descubrió otra derrota y muchas más dudas de su equipo. Su imprudente e impulsiva salida más allá de su área frente a Yannick Carrasco al borde del descanso fue decisiva e inoportuna, aparte del detalle que desniveló un encuentro trascendente. 'El gol del Atlético ha sido fallo nuestro, porque en un minuto como estaba el partido, 47 más o menos, teniendo el balón, perdiéndolo y te meten el gol 1-0 no es bueno. No puede pasar', advirtió Koeman.

Ronald Koeman: Más allá del error en el gol de Ter Stegen -también de Gerard Piqué en el control de una pelota que era suya-, el Barcelona fue un equipo con aspecto de depresión en el estadio Wanda Metropolitano en muchos tramos del partido. No tuvo ni el carácter ni la personalidad ni el fútbol ni la determinación de otras épocas. Ni con el 0-0 ni con el 1-0, salvo por la ofensiva final. Fue un conjunto sin alma. Y la responsabilidad apunta al técnico holandés, que sólo ha ganado uno de sus últimos seis encuentros de Liga.

Kevin Gameiro: En el minuto 95, tras un contragolpe trepidante, él tuvo el gol de la victoria del Valencia en Vitoria (2-2). Su zurdazo, con todo a favor dentro del área, ni siquiera tuvo que repelerlo Pacheco. Se fue alto. Fue una de las ocasiones que falló el Valencia en su reacción contra el Alavés, con el que caía por 2-0 a los 16 minutos. No es casualidad que haya recibido ya ocho goles antes del minuto 25 repartidos en siete de sus diez partidos en esta temporada de LaLiga Santander. Demasiada concesión en una competición tan exigente.

Huesca: En una Liga de tres puntos por victoria, el empate como norma jamás es suficiente. Para ningún objetivo. Lo siente el Huesca, tan atenazado por un desenlace recurrente en sus partidos: ha igualado siete de los diez encuentros. Sólo la Real Sociedad, el Atlético de Madrid, el Villarreal, el Cádiz y el Real Madrid han perdido menos que él, pero él está en la penúltima posición, sin una sola victoria. Y ya van diez jornadas. Necesita ganar. EFE

20201122 https://www.diariolibre.com

Temas

Deportes

+ Leídas