El turista espacial Maezawa celebra las virtudes de la escafandra rusa

Moscú, 14 oct (EFE).- El multimillonario japonés Yusaka Maezawa, quien volará el próximo 8 de diciembre a la Estación Espacial Internacional (EEI) en calidad de turista espacial, celebró desde su experiencia como profesional de la moda las virtudes de la escafandra rusa fabricada por el empresa Zvezda.

'Cuando te pones esta escafandra comprendes que encarna los conocimientos, la experiencia y el entusiasmo de personas que se dedicaron a esto durante muchas décadas', declaró en una rueda de prensa, junto a los demás tripulantes de la Soyuz MS-20, su asistente Yoso Hinaro y al cosmonauta ruso, Alexandr Mizurkin.

Según el empresario nipón, que amasó su fortuna con un negocio de venta de ropa a medida por medio de una aplicación móvil que permite diseñar prendas idealmente ajustadas a los clientes, en la escafandra rusa 'todo es funcional, y esto me maravilla'.

Eso sí, admitió que entrenar con la escafandra puesta es un proceso agotador y que pasó 'mucho calor'.

'Las emociones me abruman cada vez que me pongo la escafandra', afirmó.

Afirmó no experimentar ningún 'miedo o inquietud' respecto al próximo vuelo, pese a ser el primer civil japonés que volará al espacio, ya que está 'convencido de la seguridad de la nave' Soyuz MS-20 que le llevará a la EEI, donde permanecerá 12 días.

El japonés, que también ha sido invitado por Elon Musk a ser el primer civil y a la vez el primer ciudadano japonés en viajar alrededor de la luna en una nave Starship de SpaceX en 2023, confesó que pese a ser duros, los entrenamientos le resultan 'muy interesantes y agradables'.

Lo qué más le impresionó de estos fueron las pruebas de ingravidez.

'Tengo 45 años y no había experimentado nada igual. Primero me sentía muy incómodo, no lograba controlar los movimientos de las manos y las piernas, pero cuando me acostumbré resultó ser muy agradable', comentó.

Además de destacar en el negocio de la moda es un mecenas importante en Japón desde su fundación Gendai Art.

Según Forbes, la fortuna de este amante del rock, el golf y el arte, que llegó a comprar una obra de Jean-Michel Basquiat en 110,5 millones de dólares (95,3 millones de euros al cambio actual), supera los 3.000 millones de dólares (unos 2.587 millones de euros).EFE

fss/icn

20211014 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas