Empieza la vacunación contra el nuevo brote de ébola en la RD Congo

Kinshasa, 13 oct (EFE).- La vacunación para frenar la reaparición del ébola en la República Democrática del Congo (RDC), donde se confirmó un nuevo caso el pasado viernes 8 de octubre después de que en mayo se declarara el fin del duodécimo brote en el país, arrancó hoy, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Personas expuestas a un alto riesgo, incluyendo contactos del caso confirmado y trabajadores de primera línea, serán las primeras en recibir el fármaco, según un comunicado difundido hoy por la OMS.

Alrededor de unas 1000 dosis de la vacuna experimental rVSV-ZEBOV (aprobada en 2019 en Estados Unidos y en la Unión Europea) fueron enviadas desde la capital, Kinshasa, hasta la ciudad de Goma y otras 200 dosis a Beni, cerca de la zona donde se detectó el caso.

Asimismo, más de 12.000 dosis de esta vacuna descansan almacenadas en la capital del país a la espera de ser desplegadas si es necesario.

Según indicó el ministro congoleño de Salud, Jean-Jacques Mbungani, el caso confirmado el pasado 8 de octubre se trataba de 'un niño de 3 años de sexo masculino hospitalizado y fallecido el 6 de octubre', en cuya familia habían muerto tres personas el pasado mes de septiembre tras experimentar síntomas propios del ébola.

Además de la campaña de inmunización, se están desplegando equipos para realizar tests a la población y ya se ha logrado detectar a 170 contactos cuyo estado de salud está siendo monitorizado.

Según la OMS, 'no es inusual que se produzcan casos esporádicos después de un brote importante, pero es demasiado pronto para decir si este caso está relacionado con brotes anteriores.'.

La existencia del nuevo caso se divulgó después de que el Ministerio de Salud declarara el pasado 3 de mayo el fin del duodécimo brote de ébola en la historia del país, que causó doce contagios, de ellos seis fallecidos, también en Kivu del Norte.

Esa última epidemia fue declarada el pasado 7 de febrero y aglutinó casos en las ciudades de Butembo, Byena, Katwa y Musienene, todas en la citada provincia.

Según la OMS, ese brote estaba relacionado con el ocurrido en las provincias orientales de Kivu del Norte, Kivu del Sur e Ituri entre 2018 y 2020, la décima epidemia de ébola en RDC, que provocó 2.299 muertos (de acuerdo con los últimos datos de la agencia de la ONU).

Esa epidemia fue la peor de la historia de la RDC y la segunda más grave del mundo, después de la que asoló África occidental de 2014 a 2016, en la que murieron 11.300 personas y hubo más de 28.500 casos, aunque esas cifras -según la OMS- pueden ser conservadoras.

El undécimo brote congoleño se desarrolló entre junio y noviembre de 2020 en la provincia noroccidental de Ecuador, donde se contabilizaron 130 contagios, de los que 55 acabaron en muertes y 75 se curaron.

La enfermedad del Ébola, descubierta en la República Democrática del Congo en 1976 -entonces llamada Zaire-, se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados.

Esta fiebre causa hemorragias graves y puede alcanzar una tasa de mortalidad del 90 %. Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos. EFE

py-lbg/vh

20211013 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas