Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Sociedad
Sociedad

Entre 60.000 y 100.000 desplazados por choques entre militares en Mogadiscio

Mogadiscio, 28 abr (EFE).- Entre 60.000 y 100.000 personas se vieron desplazadas forzosamente en la capital de Somalia, Mogadiscio, tras los choques entre facciones del Ejército el pasado domingo por la crisis del Gobierno del país, informó hoy la ONU.

'Estoy extremadamente preocupado por el deterioro de la situación de seguridad en Mogadiscio', afirmó el coordinador humanitario interino de la Misión de Asistencia de la ONU en Somalia (UNSOM), César Arroyo, en un comunicado.

'Aparte de desplazar a civiles inocentes, la violencia inicial ha creado incertidumbre y temor a que se interrumpa la ayuda humanitaria que reciben cientos de miles de personas vulnerables', subrayó Arroyo.

Entre los afectados, no sólo hay vecinos originarios de la capital, sino también desplazados internos somalís que habían llegado a Mogadiscio de otras partes del país en busca de refugio y que ahora se han visto de nuevo desplazados a las afueras de la ciudad.

El desplazamiento causado por el conflicto en Somalia ha crecido este año: desde enero, un número estimado de 173.000 personas tuvieron que abandonar sus casas, incluidas unas 50.000 desplazadas por la violencia en varias localidades de las regiones de Galgaduud (centro) y Mudug (centro-norte) y el estado del Suroeste.

Choques violentos entre facciones opuestas del Ejército -a favor y en contra de la extensión de dos años del mandato presidencial de Mohamed Abdullahi Mohamed Farmaajo- habían estallado el pasado domingo en Mogadiscio.

La resolución, votada por la Cámara del Pueblo (Cámara baja del Parlamento) el 12 de abril y firmada por el presidente al día siguiente, incumplía el acuerdo del 17 de septiembre y enojó a la oposición y a potencias e instituciones extranjeras, lo que, finalmente, hizo ceder a Farmaajo, que renunció a la prolongación esta madrugada.

El jefe de Estado somalí hizo además un llamamiento para retomar las negociaciones para la implementación del acuerdo, firmado por el presidente y los líderes regionales, que establecía una hoja de ruta para la celebración de unas elecciones.

Según el pacto, los comicios deberían haberse desarrollado en febrero, pero se han visto descarriladas por desacuerdos políticos.

Al problema causado por la crisis política y el conflicto se suma el que tiene su raíz en la sequía que castiga al país y que ha desplazado ya a más de 83.300 personas en los últimos cuatro meses, según informó también la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) la semana pasada.

El coordinador humanitario interino de la ONU en el país subrayó, sin embargo, que 'a diferencia de los últimos dos años, la mayor parte del desplazamiento en Somalia este año está relacionado con el conflicto'.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra. EFE

TEMAS -

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.