España atenta a los rebrotes de COVID-19, con foco en los casos importados

Madrid, 30 jun (EFE).- Las autoridades sanitarias españolas se mantienen atentas a los temidos rebrotes del coronavirus, con el foco puesto en los casos importados, cuando España va a abrir sus fronteras, como el resto de los miembros de la Unión Europea, a catorce países de fuera de la Unión tras tenerlas cerradas desde mediados de marzo.

Entre los días 22 de junio al 28 de junio se detectaron en el país 54 casos de infectados por coronavirus importados, según confirmó este martes en el Ministerio de Sanidad.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró hoy que esos 14 países tienen una media de incidencia del virus de 16 por cada 1.000 habitantes, que es la media de los países de la UE.

Los viajeros que procedan de ellos deberán superar los tres filtros de seguridad, como sucede con los visitantes que desde el 21 de junio empezaron a llegar a los aeropuertos españoles desde el espacio Schengen.

Mañana también España y Portugal reabrirán sus fronteras, después de tres meses y medio de cierre por la epidemia de coronavirus, y lo harán en un acto al más alto nivel, con presencia de sus jefes de Estado y presidentes de Gobierno.

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, en las últimas 24 horas se registraron en España 99 nuevos casos de coronavirus confirmados por PCR, por segundo día por debajo del centenar, pero 15 más que ayer, y ya suman 249.271 contagios.

Respecto a los fallecidos, se produjeron nueve desde ayer, con lo que se elevan a veinte en la última semana y suman un total de 28.355 desde el inicio de la pandemia.

La región con más nuevos casos vuelve a ser la Comunidad de Madrid, con 29; seguida de Cataluña, que comunicó 26, Aragón, con 10, y Andalucía, con 9, según la fuente.

Cataluña y Andalucía son tres de las regiones donde se produjeron los rebrotes más importantes, con siete la primera y diez la segunda.

Tanto el Ministerio de Sanidad como las consejerías de salud de los gobiernos regionales siguen pendientes del medio centenar de brotes registrados en España.

Los principales orígenes de estos brotes son las concentraciones de trabajadores temporeros del campo, las reuniones numerosas de familiares y amigos y la llegada de casos importados desde otros países.

Para vigilar los rebrotes, a partir de este martes se puso en marcha el laboratorio del Radar COVID-19, una aplicación de teléfonos móviles de prueba para el control de nuevos brotes de la pandemia, en la isla de la Gomera, donde el 30 de enero un ciudadano alemán se convirtió en el primer afectado por covid-19 detectado en España.

La aplicación ya está disponible para su descarga y se espera que un mínimo de 3.000 de los 22.000 residentes de esta isla canaria (Atlántico) se la instalen en sus celulares de manera voluntaria para participar en una prueba piloto de localización de los contactos estrechos de contagiados simulados.

Cuando se detecta un positivo, los llamados “rastreadores” tratan de localizar a sus contactos, un trabajo que la tecnología va a facilitar mucho porque los móviles actúan como una 'agenda' en la que se registran esos contactos anónimamente. EFEoli/jlg/ma/ie (foto)

20200630 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas