Especial ONU: La paz mundial, un viaje cuesta arriba

Ser el brazo ejecutor en la consecución de la paz mundial es un duro viaje cuesta arriba: lejanía de la familia, compañeros o subalternos muertos y fracasos irreparables. Los cascos azules, convertidos en todo un símbolo en 75 años de Naciones Unidas, han elegido ese arduo camino, que como el mito de Sísifo está condenada a no culminar nunca.

20200915 https://www.diariolibre.com

+ Leídas