Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
General

Exmandatario australiano dice que Morrison trató con 'desprecio' a Francia

Sídney (Australia), 29 oct (EFE).- El primer ministro australiano, Scott Morrison, trató con 'desprecio' a Francia y 'deliberadamente engañó' a este país cuando canceló un programa para la construcción de doce submarinos adjudicados a una empresa gala, según denunció este miércoles su antecesor Malcolm Turnbull.

'El Gobierno australiano trató a la República Francesa con desprecio y (esto) no será olvidado', dijo Turnbull (2015-18), en una alocución ante el Club de la Prensa australiana, en la que recalcó que la forma como se gestionó esa cancelación fue 'torpe, engañosa y costosa'.

La decisión australiana, que ha provocado una fuerte crisis diplomática con Francia, se conoció poco después de que Australia suscribiera a mediados de septiembre un pacto de defensa con Estados Unidos y Reino Unido llamado AUKUS (iniciales en inglés de los países miembros), que incluye el desarrollo de submarinos nucleares en el país oceánico.

Para Turnbull, cuyo gobierno adjudicó en 2016 el contrato para la construcción de doce submarinos diésel-eléctricos a la empresa gala Naval Group; esta 'traición a la confianza' no solo afectará 'nuestra relación con Europa por años', sino también con otras naciones.

Por otro lado, el exmandatario australiano también indicó que el presidente francés, Emmanuel Macron, le expresó su enfado por la cancelación del contrato estimado en 65.000 millones de dólares (55.809 millones de euros) en una reciente conversación.

'He hablado con Emmanuel Macron. Es un amigo y he estado en contacto desde que dejé el cargo. Es uno de los grandes líderes de nuestro tiempo', comentó Turnbull, quien perdió el cargo tras una disputa interna en el Partido Liberal que eligió a Morrison como su sucesor

El actual primer ministro australiano, quien reveló que el presidente francés se negó a responder a su llamada la semana pasada, prometió esperar pacientemente a que se normalicen las relaciones con Francia y aseguró que cumplirá con las obligaciones por la ruptura del contrato, que supondrían un desembolso de unos 900 millones de euros.

Turnbull también consideró que Australia debió informar adecuadamente a Francia de sus intenciones de adquirir submarinos nucleares, aunque Morrison asegura que expresó en junio al Ejecutivo de París que los aparatos convencionales de Naval Group no satisfacían sus actuales intereses estratégicos en la región.

El Gobierno australiano ha justificado la polémica ruptura del contrato con Francia y el AUKUS amparado en los intereses nacionales de Australia en una región en la que se teme el incremento del poderío militar y la influencia de China.

'Lo que parece que se ha pasado por alto es que uno de nuestros activos de seguridad nacional es la confianza', subrayó Turnbull. EFE

wat/raa/alf

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.