Expresidente sudafricano Zuma reaparece y mantiene ser víctima de persecución

Johannesburgo, 14 oct (EFE).- El expresidente sudafricano Jacob Zuma (2009-2018) reapareció hoy para dirigir su primer mensaje público a sus seguidores desde su reciente puesta en libertad condicional por razones médicas, e insistió en que es víctima de persecución y en que algo va 'terriblemente' mal en el país.

'Envío mi gratitud por vuestro apoyo y oraciones como prisionero del país en el que la mayoría negra controla las palancas del poder del Estado (...)', dijo, por videoconferencia, a las decenas de seguidores concentrados en Durban (este) en un acto de apoyo convocado por la Fundación Zuma.

'Es este Estado el que me ha aprisionado por desacato sin un juicio. Algo ha ido terriblemente mal en nuestro país', subrayó.

El expresidente cargó nuevamente contra el Poder Judicial sudafricano por la sentencia de 15 meses de cárcel que se le impuso en junio pasado por desacato -cometido al haberse negado repetidamente a declarar ante una comisión judicial que investiga la corrupción durante su gobierno-, y aseguró que sigue 'siendo prisionero en condiciones muy estrictas de libertad condicional'.

'Se siente como las órdenes de prisión domiciliaria debían haberse sentido durante el gobierno colonial del apartheid', comparó, en alusión a ese antiguo sistema de segregación racial.

En ese sentido, aunque sin dar detalles, anunció que ha enviado una petición a una 'jurisdicción externa' para revisar el asunto de su condena.

Zuma aseguró también que en Sudáfrica el 'imperio de la ley' se está usando como herramienta para venganzas políticas y para avanzar los intereses de las minorías ricas.

Asimismo, volvió a incidir en que la comisión de investigación oficial ante la que se negó a declarar por corrupción, según él, es 'inconstitucional' -a pesar de que fue él mismo el que la instauró en su recta final como presidente- y sostuvo que es la 'medida final' de aquellos que temen lo que él representa.

Pese a la tensión que mantiene con la facción liderada por el presidente del país, Cyril Ramaphosa, que actualmente domina su partido, el Congreso Nacional Africano (CNA, gobernante en Sudáfrica desde el final del 'apartheid'), Zuma reafirmó su adhesión a la formación y su apoyo de cara a las elecciones municipales que se celebrarán el próximo 1 de noviembre.

'Alguna gente a menudo confunde el comportamiento del CNA de turno con el comportamiento del CNA', recalcó, y dijo que los enemigos del antiguo movimiento de liberación que lideró Nelson Mandela buscan reducir y dividir al partido, incluso desde dentro, para que no pueda gobernar en solitario.

Zuma, de 79 años, ingresó en prisión para cumplir su condena por desacato el pasado 7 de julio.

Sólo unos días después se desataron en Sudáfrica disturbios y saqueos masivos que, si bien empezaron como protestas de apoyo al expresidente, degeneraron en violencia general, espoleada por los graves problemas socioeconómicos del país.

El pasado 5 de septiembre, pese a llevar sólo unos dos meses de cárcel cumplidos, al expresidente se le otorgó una polémica libertad condicional por motivos de salud, según informó el Departamento de Servicios Penitenciarios.

Se desconoce la naturaleza exacta de sus problemas médicos, pero las autoridades penitenciarias confirmaron que el 14 de agosto se sometió a una cirugía y que tenía programadas otras operaciones para días posteriores.

Además de las investigaciones sobre la extensa corrupción que tuvo presuntamente lugar durante su mandato (una trama conocida en Sudáfrica como la 'Captura del Estado'), Zuma tiene actualmente en curso un juicio por en relación a presuntos sobornos recibidos gracias a un acuerdo armamentístico de finales de los años 90. EFE

ngp/pa/pddp

20211014 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas