Falta de elección de ombudsman en El Salvador 'rompe' con los Acuerdos de Paz

San Salvador, 11 oct (EFE).- La falta de elección del titular de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) de El Salvador 'rompe' con los Acuerdos de Paz de 1992, que pusieron fin a 12 años de guerra civil (1980-1992) y dieron vida a esta institución, aseguró este viernes a Efe Manuel Escalante, experto en DDHH.

El puesto de procurador de Derechos Humanos de El Salvador quedó vacante el pasado 21 de septiembre, cuando Raquel Caballero concluyó su administración de tres años.

Diferentes sectores han urgido a la Asamblea Legislativa para la elección del ombudsman, dado que solo dicho funcionario puede autorizar la aplicación de medidas para proteger los derechos de los ciudadanos.

'Al no tener un procurador se está rompiendo con la continuidad de un órgano que, de acuerdo con la Constitución, tiene que ser permanente', sostuvo el también abogado del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (Idhuca).

Escalante añadió que con esta acción también 'se están rompiendo poco a poco los Acuerdos de Paz' y los diputados, de los que varios participaron en el conflicto armado como guerrilleros o militares, 'ponen poco esmero para darle continuidad a este órgano que es la joya o perla de estos acuerdos'.

'El mensaje es sumamente negativo por el impacto a la sociedad, por la discontinuidad y por la ruptura que está suponiendo de los Acuerdos de Paz', acotó.

Apuntó que esta situación esté vinculada con la intención de los diputados de aprobar una cuestionada ley de reconciliación nacional que, según las organizaciones sociales, es una amnistía encubierta o de facto de los crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos durante la guerra civil.

'Los diputados están buscando a alguien que signifique un claro retroceso para la defensa de los derechos humanos', añadió.

Por su parte, el exprocurador de Derechos Humanos David Morales (2013-2016) se mostró preocupado, según lo declaró a Efe, por la no elección, dado que supone una desprotección para los ciudadanos.

'Al encontrarse acéfala la institución no existe el depositario del mandato constitucional y la misma (defensa de derechos) no puede ejercerse efectivamente', señaló Morales.

Advirtió que esta acefalia afecta principalmente 'los actos más urgentes' relacionados con la negación de servicios de salud, abusos laborales y acoso policial.

'Lo más denunciado en la Procuraduría suelen ser los abusos policiales, uso excesivo de la fuerza que pueden terminar en casos muy graves' como violaciones del derecho a la vida, subrayó.

Morales exigió al Congreso, que necesita los votos de 56 de los 84 diputados, 'buscar una elección pronta, pero con una decisión sumamente transparente'.

Lamentó que los partidos Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) supuestamente están negociando temas 'ajenos' a la PDDH.

'Las componendas políticas o los intentos políticos de controlar políticamente a la institución parecen ser una prioridad por sobre elegir a la persona que puede proteger y garantizar de mejor manera la búsqueda de unos derechos humanos tan violentados en el país', añadió.

La PDDH fue fundada en 1992, como fruto de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a 12 años de guerra civil, para vigilar que no se repitan los atropellos a los derechos humanos cometidos por las fuerzas estatales antes y durante el conflicto armado que asoló al país. EFE

20191011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas