Familias tunecinas piden conocer el paradero de los migrantes desaparecidos

Túnez, 15 sept (EFE).- Familiares de migrantes tunecinos lanzaron hoy el colectivo 'Nuestros hijos desaparecidos' con el objetivo de conocer el paradero de los 1.408 jóvenes que desaparecieron durante la última década en su travesía del Mediterráneo en busca de mejores condiciones de vida en Europa.

'No vamos a callarnos hasta que sepamos dónde están nuestros hijos. Hay vídeos e informaciones que confirman que algunos de ellos llegaron a la costa y subieron a los autobuses pero luego se pierde su rastro. Es necesario hacer pruebas de ADN para saber quiénes están vivos y quiénes muertos', relata a Efe su portavoz, Mounira Chagraoui.

Las familias critican la ausencia de un interlocutor oficial, ya que el país ha tenido nueve gobiernos diferentes desde 2011, y la falta de voluntad política por frenar el fenómeno migratorio. Durante los ocho primeros meses del año, cerca de 7.900 tunecinos lograron alcanzar la costa italiana frente a los 1.300 que lo hicieron durante el mismo periodo del año anterior, según el último informe de la ONG Foro Tunecino para los Derechos Económicos y Sociales (FTDES).

'Cada vez que cambian de gobierno debemos empezar de nuevo. Hemos intentado contactar con el nuevo ministro de Exteriores, pero nos ha rechazado y el presidente del país habla de cosas que están fuera del sentido común', se lamenta esta madre, que perdió en 2010 a su hijo Amine, de 27 años, cuando la embarcación precaria en la que iba a bordo naufragó.

A finales de julio, en una fugaz visita a Túnez, la ministra italiana del Interior, Luciana Lamorgese, acusó a las autoridades tunecinas de 'pasividad' y amenazó con suspender sus ayudas económicas que ascienden a 6,5 millones de euros. En sólo el mes de julio, la costa italiana recibió un total de 4.145 personas migrantes llegadas desde Túnez mientras 2.918 fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad.

Tras tres meses de cierre de fronteras, que paralizaron las operaciones de expulsión, Italia retomó el pasado 10 de agosto sus dos vuelos semanales con una capacidad para 80 pasajeros, según establece un acuerdo firmado en 2011, al considerar que Túnez es un país 'seguro y que no está en guerra'.

Durante la llamada 'Revolución de los Jazmines' de 2011, que puso fin a las dos décadas de dictadura de Zine el Abidine Ben Ali, cerca de 55.000 tunecinos llegaron a la costa italiana. Según estadísticas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 110.699 personas lograron cruzar el Mediterráneo de forma irregular en 2019 (6.000 menos que un año antes) y 1.283 murieron en el intento. EFE

20200915 https://www.diariolibre.com

+ Leídas