Gobierno mantiene su previsión de caída del PIB del 4,7 % este año en Brasil

Río de Janeiro, 15 sep (EFE).- El Ministerio de Economía de Brasil mantuvo su previsión de hace tres meses según la cual el Producto Interior Bruto (PIB) del país se retraerá un 4,7 % en 2020 como consecuencia de la paralización de actividades en los primeros meses del año por la pandemia del coronavirus.

La proyección aparece en el boletín sobre la situación fiscal del país divulgado este martes por la Secretaría de Política Económica del Ministerio de Economía y no altera la previsión que había sido hecha por el organismo en junio.

Según el ministerio, la previsión fue mantenida debido a la 'mejoría de las proyecciones para el desempeño de la economía en el segundo semestre del año'.

La secretaría afirmó que los indicadores mostraron que los efectos de la pandemia en la economía se sintieron con mayor intensidad en abril, cuando 'se registraron las caídas más fuertes de la actividad en diversos sectores'.

'Pero esos efectos ya fueron parcialmente compensados en mayo, junio y julio, con una indicación clara de recuperación moderada pero aún no homogénea. De esa forma, pese a la gran incertidumbre aún existente en el ambiente económico, la confianza de los empresarios y consumidores ha vuelto y ampliado las perspectivas de recuperación en el segundo semestre de 2020', agrega.

Según el organismo, la retomada de la industria y del comercio, así como el buen desempeño que ha mantenido la agropecuaria pese a la pandemia, serán los motores de la economía en el tercer trimestre y permitirán una rápida recuperación.

El ministerio proyecta para el tercer trimestre un crecimiento del 7,3 % frente al segundo, aunque el PIB sufrirá entre julio y septiembre una caída del 4,9 % en comparación con el mismo período de 2019.

'En la proyección para el cuarto trimestre esperamos que el impulso para la recuperación lo lidere una retomada más vigorosa de los demás servicios que fueron duramente afectados por la pandemia', según el boletín.

RÁPIDA DESESECALADA PESE A GRAVEDAD DE LA PANDEMIA

Pese a ser el segundo país con más muertes por COVID-19 en el mundo, con unas 132.000 víctimas, y el tercero con más contagios, con 4,3 millones de casos, Brasil inició en mayo un rápido proceso de reactivación gradual de las actividades económicas.

La rápida desescalada de las medidas de distanciamiento social impuesta para combatir la COVID-19 permitió que la mayor economía de Sudamérica recuperara entre julio y agosto gran parte de lo que había perdido entre marzo y mayo, pero la previsión tanto del Gobierno como de los economistas es que la economía termine el año con una retracción histórica.

El ministro de Economía, Paulo Guedes, dijo la semana pasada que la retracción económica prevista para este año en Brasil será muy inferior a la inicialmente temida gracias a esa rápida reactivación de las actividades.

Según Guedes, las proyecciones para la retracción del PIB de Brasil en 2020 cayeron desde el 9 % que antes preveían organismos como el FMI hasta estimativas de contracción que ahora varían entre un 4 % y un 5 %.

La proyección del Gobierno es más optimista que la de los economistas, que esperan para este año una retracción del 5,11 %. Hasta hace una semana un centenar de analistas sondeado por el Banco Central esperaba una caída del PIB del 5,31 % en 2020 y hasta hace un mes del 5,52 %.

La agencia de calificación de riesgo Fitch también mejoró su proyección para la retracción económica en Brasil este año, desde el 7,0 % que preveía hace dos meses hasta un 5,8 %.

La rápida desescalada no impidió que el país registrara una retracción histórica del 9,7 % del PIB en el segundo trimestre del año frente al primero, una caída menor a la inicialmente prevista.

Como ya se había contraído un 2,5 % en el primer trimestre, la economía brasileña entró nuevamente en recesión, tras tres años seguidos de lenta recuperación de la grave crisis que sufrió en 2015 y 2016, cuando el PIB se retrajo cerca de siete puntos porcentuales. EFE

20200915 https://www.diariolibre.com

+ Leídas