Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
General

Guerra entre Sturgeon y Salmond abre las costuras del independentismo escocés

Guillermo Garrido

Edimburgo (R.Unido), 25 feb (EFE).- La guerra entre la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, y su predecesor, Alex Salmond, vivirá este viernes un capítulo decisivo con la declaración de este último en el Parlamento regional, que amenaza con agravar la crisis en el independentismo a dos meses de los comicios escoceses.

Salmond comparecerá mañana como testigo ante una comisión parlamentaria en la que se presentará como víctima de una conspiración, urdida por el entorno de Sturgeon, para dañar su reputación y apartarlo de la vida pública, como argumenta en un dosier enviado previamente al comité.

La comisión parlamentaria investiga el 'irregular y sesgado' -según la Justicia- sistema de denuncias gubernamental al que recurrieron dos trabajadoras que aseguraron haber sufrido acoso sexual por Salmond durante su etapa como jefe del Ejecutivo (2007-2014).

El ex ministro principal fue absuelto por la Justicia de 13 delitos de carácter sexual en marzo de 2020, tras ser objeto de una investigación policial.

En el informe previo a su declaración parlamentaria, Salmond expone una actuación “maliciosa y concertada” entre personas “dentro del Gobierno escocés y el SNP (Partido Nacionalista Escocés) para dañar mi reputación, hasta el punto de intentar mandarme a prisión”, e incluye en la supuesta trama al director ejecutivo del partido y marido de Sturgeon, Peter Murrell.

La propia Sturgeon retó en la BBC a su predecesor a “sustituir las insinuaciones y las declaraciones por pruebas', al tiempo que negaba las acusaciones. Está previsto que la ministra principal comparezca ante el comité la próxima semana.

FALTA DE TRANSPARENCIA

La comisión investigadora tiene “verdaderos problemas” para lograr sus objetivos, según explicó a Efe uno de sus miembros, el conservador Murdo Fraser, que denunció que sus trabajos están siendo “obstruidos por el Gobierno (escocés), al no facilitar información vital'.

El Ejecutivo regional ha rechazado que la comisión acceda a las pruebas legales que usó en su defensa inicial de la investigación a Salmond, a pesar de que el Parlamento votó dos veces a favor de ello.

El exlíder regional también acusa a la Fiscalía escocesa (Crown Office) de negarse a facilitar pruebas recogidas durante su investigación de las denuncias de acosos sexual, amparándose, según su dosier, en “legislación creada para la protección de testigos”.

La ley de protección de testigos y una orden judicial condicionan la publicación del trabajo del comité, al poder facilitar su identificación.

La Fiscalía obligó esta semana, sin hacer públicos los motivos, a tachar parte de los últimos documentos de Salmond publicados por la comisión, donde acusa a Sturgeon, entre otros hechos, de mentir en sede parlamentaria.

La gran incógnita es cuánto pueden dañar al proyecto independentista las luchas intestinas del SNP, que se enfrenta a una prueba de fuego en las elecciones regionales del próximo 6 de mayo.

Según una encuesta difundida este jueves por la casa Ipsos Mori, más de un tercio (36 %) de los escoceses señalan que la investigación parlamentaria al ejecutivo les ha hecho 'menos favorables' al SNP, aunque para la mayoría (un 58 %) su opinión sigue siendo la misma.

Mientras, el respaldo a la independencia en un eventual referéndum -que será la bandera electoral que blandirán los nacionalistas en la campaña- ha caído cuatro puntos desde noviembre, aunque se mantiene en el 52 %, frente al 48 % que votaría 'No'. EFE

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.