Guinea-Conakri: otro presidente africano en busca de un tercer mandato ilegal

María Rodríguez

Dakar, 11 oct (EFE).- 'Os pido que os organicéis y que os preparéis para el referéndum y las elecciones'. Con estas palabras, el presidente de Guinea-Conakri, Alpha Condé, anunciaba por primera vez y sin dar lugar a dudas su intención de buscar un tercer mandato, ilegal según la Constitución de este país.

Lo decía el pasado 23 de septiembre en un vídeo que ha circulado en las redes sociales y donde se le ve en una reunión con ciudadanos guineanos en Nueva York, cuando el mandatario se encontraba para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Sus palabras eran pronunciadas tras meses en los que sus declaraciones públicas no han sido precisas y han sembrado la duda sobre si se atrevería a intentar mantenerse en el poder más allá de lo que indica la Carta Magna, como ya han hecho otros presidentes africanos con éxito (Pierre Nkurunziza, en Burundi) o sin él (Abdoulaye Wade, en Senegal; o Blaise Compaoré, en Burkina Faso).

Condé comenzó a presidir el 21 de diciembre de 2010 Guinea-Conakri, poniendo fin a una transición de dos años tras más de cinco décadas de gobiernos autoritarios desde que este país de África occidental obtuvo su independencia de Francia en 1958.

Aquellas elecciones las ganó en la segunda vuelta con un 52,52 % de los votos, frente al aún principal líder de la oposición, Cellou Dalein Diallo; y fue reelegido en octubre de 2015, con el 57,85 % a su favor.

La Constitución de Guinea-Conakri lo deja muy claro en su artículo 27 en relación al Presidente de la República: 'la duración de su mandato es de cinco años, renovable una vez'.

Y, por si cupiera alguna duda, añade: 'en ningún caso, nadie puede ejercer más de dos mandatos presidenciales, consecutivos o no'.

Igualmente, por si no bastara, en su artículo 154 se indica que, entre otras cosas, 'el número y la duración de mandatos presidenciales de la República no pueden ser objeto de una revisión'.

'Como el presidente sabe que no tiene ninguna posibilidad de cambiar la Constitución u obtener un tercer mandato está proponiendo una nueva, poniendo en entredicho la Constitución sobre la que él prestó juramento en 2010 y 2015 y que juró respetar y hacer respetar', explica a Efe Alseny Farinta Camara, coordinador regional del Frente Nacional para la Defensa de la Constitución (FNDC) en Kindia (oeste).

El FNDC es una plataforma que se oficializó a principios de abril de este año y reagrupa a partidos de la oposición, sindicatos y miembros de la sociedad civil en Guinea con el objetivo de impedir un tercer mandato, un referéndum, un 'golpe de estado constitucional' y una extensión del mandato del presidente más allá del término del último que le queda, el 21 de diciembre de 2020.

EN BUSCA DE UN REFERÉNDUM

El acta de la sesión del Consejo de Ministro del pasado 27 de junio señalaba que 'el Presidente de la República tomó nota de la voluntad libremente expresada por la totalidad de los miembros del Gobierno de inscribirse decididamente en la dinámica del referéndum para una nueva Constitución que refleje la aspiración legítima del pueblo de Guinea de dotarse de instituciones y leyes más adaptadas a la evolución de la situación socioeconómica'.

Camara asegura a Efe que la primera iniciativa de Alpha Condé 'era modificar la Constitución', pero al darse cuenta 'de que no es posible modificarla han optado por la segunda alternativa: proponer una nueva'.

En una entrevista concedida a medios senegaleses, el presidente guineano, preguntado por el tercer mandato, respondió que 'si hay una nueva Constitución no hay un tercer mandato'.

El jefe de Estado matizó que se trataría de una 'nueva república, eso es todo', subrayando que 'la soberanía pertenece al pueblo' y que, 'si el pueblo quiere cambiar la Constitución o no está en su derecho'.

'Imponiendo una nueva Constitución, el presidente Alpha Condé podrá ejercer un tercer mandato', insiste Camara.

Por eso, quiere celebrar el referéndum al que, según el coordinador, 'la mayoría del pueblo está opuesto' y que el FNDC rechaza 'categóricamente' y está 'determinado' a que no tenga lugar.

'Tenemos la impresión de que el presidente Alpha Condé, exopositor histórico, ha olvidado la lucha que él hizo por la democracia y el Estado de derecho', apunta Camara.

'Pero nosotros -añade-, como pueblo guineano, vamos a recordarle que el poder y la soberanía pertenecen al Pueblo. Le corresponde salir por la puerta grande organizando unas elecciones libres y transparentes o salir por la pequeña'.

A principios de septiembre, el presidente encargó al primer ministro, Ibrahima Kassory Fofana, una consulta con las diferentes partes para una posible revisión de la Constitución que, no obstante, fue boicoteada por los principales partidos opositores.

La declaración de Condé el 23 de septiembre fue para el FNDC, que no participó en las consultas, una demostración de que las éstas 'no eran más que una nueva táctica dilatoria destinada a servir como una excusa para legitimar el proceso del golpe de Estado', y que ya tenía tomada la decisión.

Por su parte, el principal líder de la oposición, el exprimer ministro Cellou Dalein Diallo, indicó en su cuenta de Twitter que estaba 'avergonzado' porque 'en el exterior Alpha Condé anuncia la celebración de un referéndum para cambiar la Constitución y su participación ilegal en las elecciones'.

'Los guineanos no tolerarán esta transición hacia una fuerza antidemocrática. Las consultas en curso son solo una mascarada', añadió Diallo, jefe de la Unión de Fuerzas Democráticas de Guinea (UFDG).

El pasado día 7, el Frente Nacional para la Defensa de la Constitución llamó a los guineanos a manifestarse a partir del 14 de octubre contra la ambición de un tercer mandato del presidente.

No es la primera vez que el FNDC utiliza este 'derecho constitucional' con la intención de impedir al mandatario quedarse más tiempo en el poder.

El 13 de junio, violentos enfrentamientos a raíz de una manifestación en N'zérékoré (sur) contra el tercer mandato entre fuerzas de seguridad -con granadas lacrimógenas- y manifestantes -con piedras- ocasionaron la muerte de un joven por una puñalada que habría recibido en el cuello, y 28 personas resultaron heridas.

Pese a que el referéndum aún no tiene fecha, las elecciones legislativas están previstas para el próximo 28 de diciembre y en ellas el Gobierno buscará una mayoría en la Asamblea Nacional que le permita lograr su objetivo de adoptar una nueva Constitución.

'No tenemos miedo de la Policía, no tenemos miedo de la Gendarmería, no tenemos miedo de ser arrestados ni tampoco de la muerte', asegura Camara.

'Estamos listos para morir -agrega- para que haya un Estado de derecho y democracia en nuestro país. Guinea es lo más importante para nosotros'. EFE

20191011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas