Iberoamérica se conjura para no dejar atrás a las mujeres en salida de crisis

Madrid, 25 may (EFE).- Iberoamérica no quiere dejar atrás a las mujeres en la gestión de la pandemia y la salida de la crisis, según manifestaron este lunes varias líderes de la región como las vicepresidentas de Costa Rica y Colombia, las ministra de Mujer e Igualdad de Argentina y España y la secretaria general iberoamericana.

En un encuentro digital, todas ellas debatieron también con responsables de ONU Mujeres sobre la estrategia que los países han de llevar a cabo para que las decisiones políticas en la crisis tengan en cuenta la situación de las mujeres.

La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, pidió poner a las mujeres en el centro de la gestión de la crisis y recordó que antes de la pandemia ellas ya soportaban una 'sobrecarga' de los cuidados, y que esta puede hacer que tengan que abandonar sus empleos.

'Serán las mujeres las que abandonen el mercado del trabajo temporalmente, pero esa temporalidad muchas veces se convierte en permanencia', apuntó.

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, explicó que 'todas las medidas de transferencia condicionada se han hecho con un porcentaje superior para las mujeres' .

'Esta pandemia tiene un riesgo enorme de generar un retroceso en todos los avances que habíamos conseguido en los últimos años', alertó Ramírez, quien informó que Colombia está dando atención 'permanente' a víctimas de violencia de género y servicio psicológico.

Su homóloga costarricense, Epsy Campbell, contó que en su país, un 'consejo de mujeres' formado por trece mujeres de 'todos los partidos' miran con 'lentes de género' las decisiones que se van tomando en la crisis.

Campbell aseveró que las decisiones han de tomarse 'de manera rápida y contundente para aprovechar esta crisis para dar un salto cualitativo', así como que los gobiernos tienen que mostrar 'mucho más el protagonismo y la capacidad de propuesta de las mujeres'.

En esa misma línea, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad de Argentina, Elizabeth Gómez, subrayó que la 'mirada' de gestión de la crisis ha de ser 'urgente y crítica'.

Gómez lamentó que estos días haya 'mujeres recargadas por el trabajo, los hijos y los cuidados en muchos hogares', para lo que su Gobierno está 'recomendando que se lleguen a acuerdos en la repartición de los trabajos' que se dan en las casas.

'Nuestra máxima preocupación ahora mismo son las medidas de conciliación', coincidió la ministra de Igualdad de España, Irene Montero, quien criticó que las políticas públicas sean 'ciegas a los cuidados como si no fuesen riqueza del país y algo esencial para la propia vida'.

Montero explicó la hoja de ruta de España para proteger a las mujeres frente a la pandemia y explicó que esta no solo cubre a víctimas de violencia de género, sino que también presta atención a las de trata de blancas, explotación sexual o a las trabajadoras sexuales.

Por su lado, la canciller española, Arancha González Laya, lamentó el agravamiento de 'las brechas de género': 'tenemos que redoblar nuestros esfuerzos nacionales y multilaterales, de manera concertada y cómplice porque solo así nos aseguraremos que ninguna niña y ninguna mujer quede atrás', añadió. EFE

20200525 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas