Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Sociedad
Sociedad

India negocia con Bangladesh repatriación de rohinyás en un barco a la deriva

Nueva Delhi, 25 feb (EFE).- El Gobierno indio anunció este jueves que negocia con Dacca la repatriación de casi un centenar de rohinyás que permanecen desde hace diez días en un barco a la deriva en el mar de Andamán, tras abandonar los campamentos en Bangladesh.

'Estamos en conversaciones con el Gobierno de Bangladesh para garantizar la seguridad de la repatriación' de los rohinyás en el barco, afirmó en una rueda de prensa en Nueva Delhi el portavoz del Ministerio de Exteriores indio, Anurag Srivastava.

La embarcación partió hace dos semanas desde los campamentos de Cox's Bazar, en el sureste de Bangladesh, donde más de 725.000 rohinyás viven desde la campaña de limpieza étnica lanzada en 2017 por el Ejército birmano contra esta etnia no reconocida en el país.

El barco, que viajaba con 64 mujeres y 24 hombres, entre ellos, 13 menores a bordo, se encuentra a la deriva desde el pasado 15 de febrero, y los tripulantes no tenían comida ni agua.

'Tenemos entendido que, debido a las adversas condiciones, ocho de los ocupantes han muerto y uno de ellos está desaparecido desde entonces', reveló Srivastava.

El portavoz explicó que la India envió patrullas 'para brindar alimentos, agua y asistencia médica a los ocupantes'.

'A siete de ellos tuvieron que, además, administrarles fluidos intravenosos', agregó.

El Gobierno indio también recibió información de que unos 47 refugiados en el barco poseen la tarjeta de identificación expedida por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) de Bangladesh, que indican que son ciudadanos de Birmania (Myanmar) que huyeron al país vecino.

Esta situación con las embarcaciones recuerda a la crisis de refugiados de 2015, cuando miles de rohinyás quedaron a la deriva en barcos durante semanas después de que las autoridades de Tailandia y Malasia desmantelaran las redes de tráfico de personas que los transportaban a dichos países desde Birmania.

Tras el desmantelamiento de esas redes el tránsito de barcos disminuyó notablemente, aunque el año pasado Indonesia rescató varios navíos cargados con rohinyás que habían quedado a la deriva tras partir desde Bangladesh.

Las guardas costeras tailandesa, malasia e indonesia impidieron en un principio el desembarco de aquellas embarcaciones en sus respectivas costas, pero un grupo de pescadores rescató a varios barcos, en contra de la prohibición expresa de la Marina indonesia, y finalmente las autoridades de la región accedieron a permitir la llegada de los refugiados.

La inmensa mayoría de rohinyás son apátridas a los que el Gobierno birmano arrebató la ciudadanía a principios de los años noventa y ha sometido durante decenios a un régimen de discriminación por considerarlos inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh, a pesar de que llevan generaciones viviendo en el estado de Arakán, en el oeste de Birmania.EFE

TEMAS -

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español.