Irak entrega restos de prisioneros desaparecidos desde la invasión de Kuwait

Bagdad, 16 sep (EFE).- Las autoridades iraquíes entregaron este miércoles a Kuwait los restos de 21 prisioneros de guerra kuwaitíes desaparecidos durante la invasión de este pequeño emirato por el régimen de Sadam Huséin entre 1990 y 1991.

“Los restos de 21 kuwaitíes encontrados en el desierto de Samawa (en el sureste del Irak) fueron entregados a Kuwait”, anunció el jefe del comité negociador iraquí sobre personas desaparecidas entre Irak y Kuwait, el general Hazen Qasem Majeed, informó la agencia de noticias iraquí INA.

La entrega fue realizada en el aeropuerto de la capital iraquí en presencia de representantes de la Misión de Naciones Unidas en Irak (UNAMI) y del Comité Internacional de la Cruz Roja.

La Embajada kuwaití en Bagdad precisó que los restos humanos fueron hallados en un cementerio de Samawa y tendrán que ser sometidos a pruebas de ADN para verificar sus identidades y que efectivamente se trata de parte de las 605 personas desaparecidas durante la invasión de Kuwait que reclama la pequeña nación.

La mayoría de esos seis centenares de personas son kuwaitíes, aunque también hay soldados de otros países árabes que participaron en la liberación de Kuwait, liderada por tropas estadounidenses, en 1991.

Se trata de la segunda entrega de este tipo que se realiza en virtud de la resolución de junio del año pasado del Consejo de Seguridad de la ONU por la que conminaba a ambos estados a establecer oficinas de información y localización de prisiones de guerra.

“El tema de los kuwaitíes desparecidos tiene ya 30 años y su dimensión humana requiere que entreguemos los restos de todos los que encontremos, porque hay familias esperando para decidir su destino”, dijo Majeed en declaraciones a INA.

El 11 de junio, por una iniciativa de Kuwait, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió una resolución relativa a personas desaparecidas en conflicto, pidiendo a los estados que establezcan oficinas de información y recuento para detenidos y prisioneros de guerra.

Tras la invasión de agosto de 1990 y posterior liberación, en febrero de 1991, Bagdad y Kuwait no reanudaron sus relaciones hasta 2003, cuando Sadam Huséin fue derrocado a raíz de la invasión de Irak por Estados Unidos. EFE

20200916 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas