Irlanda podría frenar la desescalada ante el aumento de contagios de covid

Dublín, 14 oct (EFE).- El primer ministro irlandés, Micheál Martin, reconoció este jueves que los casos de covid-19 han aumentado en los últimos días y puso en duda que se puedan eliminar casi todas las restricciones la próxima semana, tal y como está previsto en el plan de desescalada presentado en agosto.

El jefe del Gobierno de Dublín, de coalición entre centristas, democristianos y verdes, subrayó que la evolución de la pandemia ha sufrido un 'revés' e instó a la ciudadanía a 'volver a las medidas preventivas básicas', reforzando la 'distancia social' y 'el uso de las mascarillas'.

Asimismo, pidió a aquellos que aún no se han vacunado contra la covid, que se estima que ronda el 10 % de la población adulta irlandesa, que lo hagan, ya que esta decisión 'tiene gran impacto' en el desarrollo de la crisis sanitaria.

El viceprimer ministro, el conservador Leo Varadkar, resaltó que el número diario de infectados en Irlanda, de poco más de cinco millones de habitantes, se sitúa ahora por encima de los 1.500 y más de 400 están hospitalizados, de los cuales en torno a 80 reciben cuidados intensivos.

'Si todo el mundo estuviera vacunado habría unos 25 en cuidados intensivos y 200 en hospitales, y no habría tampoco duda sobre la relajación de las restricciones prevista para el próximo 22 de octubre', declaró Varadkar, médico de profesión.

El Equipo de Emergencias de Salud Pública Nacional (NPHET), que asesora al Gobierno, señaló hoy que, a pesar del repunte, no cree que la 'pandemia se descontrolará rápidamente', al tiempo que confió en que la próxima semana, con más datos en la mano, podrá ofrecer recomendaciones sobre el siguiente paso en la desescalada.

Su máximo responsable, el epidemiólogo Philip Nolan, admitió que Irlanda está en peor situación ahora que el resto de Europa, lo que es, dijo, una 'paradoja, ya que tenemos niveles de vacunación muy altos'.

'Creemos -opinó- que es cuestión de calendarios. En el momento en que vacunamos a la población, el nivel de enfermedad era relativamente alto respecto al del resto de Europa por el impacto de la aparición de la variante delta aquí, lo que elevó el número de contagios mientras vacunábamos'.

Nolan recalcó que la campaña de inmunización ha mantenido esa tendencia hasta ahora y, en consecuencia, la tasa de infección está cayendo lentamente.

'El resto de Europa ha tenido suerte. Se vacunó cuando tenía niveles bajos, ya que no se vio realmente golpeada por la variante delta en esos momentos', agregó el experto. EFE

ja/er/psh

20211014 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas