Japón en alerta máxima por la llegada de un tifón que pasará por Tokio

Tokio, 12 oct (EFE).- Japón se encontraba en alerta máxima la mañana de este sábado por la aproximación a Tokio y otras áreas del este del país del tifón Hagibis, cuyos vientos huracanados ya están azotando Chiba, donde se han registrado varios heridos y daños materiales.

Hagibis, el vigésimo noveno tifón de la temporada en el Pacífico, está catalogado como 'muy fuerte', la segunda mayor categoría de intensidad de la Agencia Meteorológica de Japón (JMA), que alertó de que sus lluvias podrían alcanzar a las arrojadas en 1958 por el tifón Ida (denominado Kanogawa en Japón), que dejó más de 12.000 muertos y desaparecidos.

La tormenta de viento se traslada a unos 25 kilómetros por hora en dirección norte y a las 10:40 hora local (1:40 GMT) se encontraba a unos 290 kilómetros de la península de Izu, al sudoeste de Tokio, y ya se dejaba notar con intensidad en la vecina prefectura de Chiba (este), donde se informó de daños graves en viviendas y de cuatro heridos leves, entre ellos dos menores, recogió la cadena NHK.

La cadena estatal japonesa informa en directo sobre el avance del tifón y ha retransmitido imágenes de tejados arrancados y cristales rojos en viviendas e instalaciones públicas.

La tormenta, que arrastra rachas de viento de más de 210 km/h, ha dejado sin electricidad a unas 30.000 viviendas de dicha prefectura y también se informó de apagones en algunas áreas de la de Ibaraki.

Chiba se resiente todavía del paso en septiembre del tifón Faxai, que ocasionó importantes cortes energeticos, afectaciones en el transporte y perjuicios materiales, por lo que las autoridades esperan que con su actual trayectoria Hagibis deje más daños en la región y han alertado de posibles derrumbamientos de viviendas.

La JMA ha alertado del riesgo de inundaciones y olas altas, y a primera hora emitió órdenes de evacuación en algunas zonas de la prefectura de Shizuoka (centro) y en Tokio las autoridades emitieron recomendaciones de evacuación en Hachioji, y en los distritos de Toshima, en el oeste de la capital, y Minato, en la bahía.

Las precipitaciones podrían superar los 1.000 milímetros por metro cuadrado hasta la medianoche en la región central de Tokai, y de 600 milímetros en la de Kanto, que incluye al área de Tokio.

También se espera que se produzcan deslizamientos de tierra y accidentes derivados del desprendimiento o desplazamiento de objetos por los vientos huracanados arrastrados por Hagibis.

El transporte ferroviario y aéreo del área de la capital ha sido prácticamente suspendido.

Las dos mayores aerolíneas japonesas, ANA y JAL, han cancelado casi todos sus vuelos internacionales y nacionales con salida o destino en Tokio, y los de Nagoya (centro) y Osaka (oeste).

Tampoco operarán hoy los trenes de alta velocidad (Shinkansen) entre la capital y Nagoya, y el transporte ferroviario operado por las empresas del conglomerado Japan Railways (JR) en el área metropolitana de Tokio será totalmente suspendido de forma gradual hasta el mediodía del domingo. EFE

20191011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas