La brasileña Bamin se adjudica concesión de estratégica vía de ferrocarril

Sao Paulo, 8 abr (EFE).- La compañía brasileña Bahia Mineração (Bamin) se adjudicó este jueves por un periodo de 35 años la operación del trecho de 537 kilómetros del Ferrocarril de Integración Oeste-Este, en una subasta que tan solo contó con un interesado.

En un acto realizado en la bolsa de Sao Paulo, la empresa de minería, subsidiaria del grupo kazajo Eurasian Resources Group (ERG), se hizo con el contrato tras ofrecer 32 millones de reales (unos 5,8 millones de dólares), el valor mínimo exigido por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

También se comprometió a realizar inversiones por 3.300 millones de reales (600 millones de dólares), la mitad de los cuales irán destinados para la conclusión de las obras del trecho ferroviario, ya ejecutada en un 80 %.

El trecho de 537 kilómetros subastado hoy conecta las ciudades de Ilheus y Caetité, un importante polo minero y productor de uranio, en el estado de Bahía (noreste).

La expectativa de las autoridades es que el trecho comience a operar en 2025, cuando podrían comenzar a ser transportados granos y mineral de hierro producidos en la región de Caetité, donde Bamin tiene operaciones en la mina Piedra de Hierro.

El Gobierno también pretende realizar la concesión de los otros dos trechos de la Integración Oeste-Este. Se trata del tramo entre Caitité y Barreiras, también en Bahía y cuyas obras ya fueron iniciadas, y el tramo entre Barreiras y Figueirópolis, ciudad esta última en el estado de Tocantins (norte).

En total serán 1.527 kilómetros de ferrocarril de corredor de transporte de carga, de acuerdo con el Ministerio de Infraestructura.

La subasta de hoy se suma a la realizada por el Gobierno en 2019 del tramo central del ferrocarril Norte-Sur, otra importante vía ferroviaria y que podría ser conectada en el futuro con la Este-Oeste a través del estado de Tocantins.

La puja realizada este jueves se enmarca en la 'Infra WeeK', como el Gobierno ha bautizado a la ronda de importantes concesiones que concluye este viernes.

La víspera el Ejecutivo recaudó unos 3.300 millones de reales (cerca de 600 millones de dólares) en la subasta de 22 aeropuertos distribuidos tres regiones del país.

El grupo brasileño CCR se adjudicó la concesión de la operación por 30 años de dos bloques (centro y sur) con un total de 15 terminales, mientras que la francesa Vinci ganó la licitación del bloque norte, que incluye 7 terminales.

Mañana, por su parte, está prevista la subasta de las operaciones de cuatro terminales en el puerto de Itaqui, en el estado de Maranhao, y otro en el puerto de Pelotas, en el sureño Río Grande do Sul, en los que se prevén inversiones de 600 millones de reales (unos 100 millones de dólares). EFE

20210408 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas