La CAF examina vías para salir de la crisis de la COVID-19 en Latinoamérica

Washington, 10 sep (EFE).- Expertos reunidos en la conferencia anual del Banco de Desarrollo Latinoamericano - CAF pidieron este jueves a los Gobiernos de la región dejar de lado la politización de la crisis y buscar acciones colectivas para superar la pandemia de COVID-19, que se ha cebado especialmente en Latinoamérica.

En la segunda jornada de la conferencia anual de la CAF, que este año se celebra en modo virtual, expertos sanitarios de organismos multilaterales, Gobiernos y universidades coincidieron en señalar la importancia de una estrategia conjunta, que incluya políticas sociales y medioambientales, y haga frente a las carencias que ha puesto en evidencia la pandemia.

La directora de la Organización Panamericana de Salud (OPS), Carissa Etienne, aseguró que la COVID-19 es una 'triple crisis' que afecta tanto en el ámbito sanitario, como el social y el económico y que pone a más de 40 millones de personas en riego de caer por debajo del umbral de la pobreza.

Según el último informe de situación de la OPS, el continente americano supera ya los 14 millones de casos confirmados y se acerca al medio millón de muertos por la pandemia, con el sur de Estados Unidos, Brasil y zonas de Chile y Perú como las más afectadas en relación a la población.

'Se necesita solidaridad y una acción colectiva', opinó Etienne, quien recomendó adoptar guías comunes para reactivar las economías nacionales sin afectar a la seguridad sanitaria y pidió la colaboración de las instituciones multilaterales de crédito para crear capacidad fiscal que apoye planes de mejora y de acceso a medicinas y vacunas contra la COVID-19.

Luciana Borio, que trabajó en el equipo de seguridad sanitaria del Consejo de Seguridad Nacional hasta que fue desmantelado por el presidente estadounidense, Donald Trump, antes de la llegada de la pandemia consideró 'desafortunado' que Washington no fuera capaz de organizar una respuesta rápida para una amenaza con la que se contaba y para la que se habían establecido planes.

MÁS QUE UNA CRISIS SANITARIA

Natalia Kanem, directora ejecutiva del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), coincidió en que la COVID-19 ha creado una crisis con un componente económico y social muy fuerte, al que hay que añadir el impacto que tiene en la población de mayor edad y de minorías, como en el caso de los afrodescendientes.

'La crisis se encuentra con intersección con otros problemas', opinó Kanem, quien destacó problemas humanitarios como la discriminación de emigrantes venezolanos en otros países o el aumento esperado de los embarazos adolescentes.

Los embarazos entre adolescentes podrían aumentar un 20 %, según Kanem, con el impacto que eso tiene en el desarrollo de esas mujeres y sus perspectivas de mejora social.

Según Deisy Ventura, directora del programa de salud global de la Universidad de Sao Paulo, la pandemia ha puesto en evidencia que la salud de los países depende en gran medida de factores sociales y que las medidas restrictivas impuestas deben ir acompañadas de acciones que protejan a los más vulnerables.

Ventura destacó éxitos de gestión como el de Argentina, 'que superó la polarización política', frente a otros como el caso de Brasil, que debido a la división entre el Gobierno federal y local y dando alas a ideas negacionistas de la pandemia, se ha convertido en el segundo país del mundo con más muertes por la enfermedad.

La profesora destacó la importancia de proteger a la prensa libre en Latinoamérica como fundamento básico para luchar contra la desinformación y evitar la erosión de la confianza en las recomendaciones de la ciencia a la hora de afrontar las soluciones.

DUDAS SOBRE LA VACUNA

Kanem alertó que los países de la región deberán huir de la politización de los asuntos de seguridad sanitaria y trabajar para hacer frente a las dudas sobre la vacuna, una vez esta sea una realidad.

En la actualidad, varios países apoyan investigaciones para el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19, que podría estar disponible de manera masiva en 2021.

Todos los ponentes coincidieron en que Latinoamérica se enfrenta a su mayor crisis en décadas y que es necesario aprovechar los cambios a favor de una sociedad más inclusiva, con mayor justicia social, igualdad y que no se olvide el desarrollo económico verde y que tenga en cuenta los activos medioambientales en la región. EFE

20200910 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas